Nuevo frente para Petrobras

Estación de servicio de Petrobras
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

En medio del escándalo de corrupción que sacude la petrolera brasileña Petrobras, la agencia de calificación estadounidense Moody’s podría poner el futuro de la compañía aún más negro. En medio del escándalo de corrupción que sacude la petrolera brasileña Petrobras, la agencia de calificación estadounidense Moody’s podría poner el futuro de la compañía aún más negro. Ha amenazado con bajarle la nota ante los retrasos de la empresa latinoamericana para presentar sus balances financieros.

En concreto, la firma de ‘rating’ informa en una nota que “colocó la calificación Baa2 de Petobras en revisión para un posible descenso debido a la preocupación sobre los riesgos de liquidez que pueden surgir si la compañía no cumple con su obligación de entregar a tiempo sus balances financieros».

En opinión de los analistas, «las demoras prolongadas a la hora de presentar los balances financieros acarrean un posible riesgo de que los propietarios de bonos opten por enviar un requerimiento de pago».

Como recuerda la agencia de prensa AFP, si Moody’s decide finalmente rebajar su calificación de Baa2, Petrobras quedaría a sólo un nivel de perder el grado inversor.

De momento, la firma de calificación financiera, que ya rebajó la nota de la deuda de la petrolera brasileña en un escalón, a Baa2, en octubre, ha insistido en que observará muy de cerca la presentación de las cuentas de la compañía, así como las ayudas que reciba del Gobierno, para decidir sobre el futuro de la calificación.

Por su parte, la máxima responsable de Petrobras, Graça Foster, explicó la semana pasada las razones de este retraso, como recoge AFP: “Consideramos prudente que no fuese presentado aún porque (…) pueden haber otras informaciones y ahí deberíamos informar otras bajas en el patrimonio líquido» advirtió en referencia a las acusaciones de corrupción.

La justicia brasileña se encuentra inmersa en la investigación de una trama de sobornos en la petrolera brasileña controlada por el Estado a cambio de contratos que favorecían a determinadas empresas. En la causa están siendo procesadas 39 personas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA