Mujeres contra los PIP

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Brasil ha sido el último país que se ha unido a la lista de los estados que han prohibido la comercialización de los implantes mamarios PIP (Poly Implant Prothese). Las latinoamericanas han exigido la retirada y reposición de estas prótesis, a causa de los graves peligros que pueden causar en la sal Brasil ha sido el último país que se ha unido a la lista de los estados que han prohibido la comercialización de los implantes mamarios PIP (Poly Implant Prothese). Las latinoamericanas han exigido la retirada y reposición de estas prótesis, a causa de los graves peligros que pueden causar en la salud de las afectadas.

La distribución de los PIP en el país brasileño se suspendió desde abril del 2010. Ahora, su comercialización ha sido totalmente prohibida por el Estado tras el estudio realizado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria. Las investigaciones han determinado la existencia de silicona no autorizada en la fabricación de los implantes, que podía provocar serios peligros en aquellas personas que las utilizan.

Argentina, Venezuela, Ecuador, Chile y Colombia son algunos de los territorios de America del Sur que han impedido la venta de estas prótesis durante este año. Se ha fundado la asociación “Afecadas Prótesis PIP” a través de la cual las mujeres latinoamericanas exigen la retirada y la sustitución gratuita de los implantes.

El cambio de los implantes es una demanda que piden todas las perjudicadas a causa del elevado coste de esta cirugía, más de 1.000 dólares (773,838 euros), por la que muchas mujeres tuvieron que pedir un crédito al banco. Sin embargo, los países latinoamericanos han anunciado la retirada de los PIP pero no su sustitución.

El antiguo dueño de la compañía productora de estos implantes ha sido investigado por “homicidio involuntario” a causa de la venta de estas prótesis, que pueden llegar a ser cancerígenas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA