Lula y Alan se entienden

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Brasil, Lula da Silva, y su homólogo peruano Alan García, han finalizado la reunión privada que han mantenido en la ciudad Brasileña de Manaos. Allí los dos líderes han firmado un acuerdo de integración energética que contempla la construcción de plantas hidroeléctricas en tierras peruanas con la posibilidad de transferir a Brasil parte de los excedentes de la electricidad generada y una interconexión a través de la selva amazónica. El presidente de Brasil, Lula da Silva, y su homólogo peruano Alan García, han finalizado la reunión privada que han mantenido en la ciudad Brasileña de Manaos. Allí los dos líderes han firmado un acuerdo de integración energética que contempla la construcción de plantas hidroeléctricas en tierras peruanas con la posibilidad de transferir a Brasil parte de los excedentes de la electricidad generada y una interconexión a través de la selva amazónica.

Los dos gobernantes han defendido las iniciativas energéticas en un área que es ecológicamente importante como es la Amazonia, considerado uno de los grandes pulmones del Mundo, al señalar que la energía hidroeléctrica es la más limpia y barata y del Mundo y que por tanto no perjudicará al entorno y en caso de que sí lo hiciera, Alan García, ha prometido que no desarrollará ningún proyecto energético que provoque daños que no puedan ser compensados dentro de la misma Amazonia.

Los dos mandatarios quieren aprovechar el agua de la cordillera de los Andes, para alimentar a las plantas hidroeléctricas. Alan García ha precisado que con el agua que ‘corre’ por la desembocadura del Pacífico en la zona andina se pueden generar unos 90.000 megavatios, mientras que el lado amazónico puede producir hasta 18 veces más energía de la que consume Perú con pequeñas centrales hidroeléctricas.

La situación eléctrica no era el único asunto que querían tratar los dos presidentes ya que la agenda bilateral incluía también temas relacionados con la integración física, fronteriza, comercial y sobre la cooperación técnica.

Uno de los puntos importante a discutir ha sido el acuerdo entre los dos presidentes para realizar una Cumbre Presidencial Fronteriza con motivo de la inauguración de la Carretera Interoceánica-Sur, que conectará entre si el sur de Perú, y el puente sobre el río Madre de Dios (perteneciente a la cuenca del Amazonas), prevista para fin de año.

Los dirigentes también han tenido tiempo para discutir sobre la instalación del Comité de Coordinación Bilateral del Área de Control Integrado de Frontera (ACI) en las ciudades de Perú y Brasil Iñapari y Assis, en el transcurso del segundo semestre de este año. Alan García y Lula da Silva han reiterado en su voluntad de trabajar conjuntamente para el desarrollo de las localidades de frontera y es por eso que han creado la Comisión Viceministerial de Integración Fronteriza (CVIF) para que este mismo año se aprueben los Planes Operativos de la Zona de Integración Fronteriza Perú- Brasil.

En este sentido los presidentes han acordado iniciar vuelos transfronterizos, para lo que es necesario instruir a las autoridades competentes para tomar las medidas necesarias en cuanto a la regulación de la ruta aérea que va entre las ciudades de Usco y Río Branco, así como los vuelos de carga que van entre las ciudades de Pucallpa y Cruzeiro do Sul..

Los Gobernantes no se han olvidado de hablar sobre la discusión de la participación de empresas brasileñas y peruanas para el inicio de la ejecución del Gaseoducto del Sur, que tiene como propósito transportar el gas de Perú al puerto de Llo, en el mar Pacífico, situado a 1.100 kilómetros al sur de Lima.

Este ha sido el tercer encuentro que se realiza entre los dos dirigentes en el último año y medio. Los dos anteriores se produjeron en la ciudad de Río Branco, al norte de Brasil, el 28 de abril de 2009 y en Lima, el 11 de diciembre del mismo año.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA