Los vuelos internacionales, en jaque

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Nicolás Maduro, en Venezuela ha desmentido las palabras que recogían algunos medios ayer y que aseguraban que las aerolíneas dejarían de volar al país por la congelación de un pago pendiente valorado en 3.700 millones de dólares el efectivo. El Gobierno de Nicolás Maduro, en Venezuela ha desmentido las palabras que recogían algunos medios ayer y que aseguraban que las aerolíneas dejarían de volar al país por la congelación de un pago pendiente valorado en 3.700 millones de dólares el efectivo.

El ministro de Transporte Acuático y Aéreo de Venezuela, Hebert García Plaza, ha asegurado que las aerolíneas han solicitado reuniones con el Gobiernos. En las mesas diálogo que ya han tenido lugar, según él, se ha llegado a acuerdos.

García Plaza ha comentado, en concreto que se atreve a desmentir, “de manera responsable que algunas aerolíneas estén pensando en irse del país”.

Según comentaba, durante las negociaciones mantenidas con las líneas aéreas internacionales, se ha establecido llevar a cabo una disminución del pago, lo que supone un logro en la negociación.

En concreto, ha indicado que “están llamados a seguir prestando servicios al exterior, hacia los destinos preferidos del pueblo venezolano y los turistas que visitan al país”. Ha señalado, que America Airlines ha pedido una reunión, aunque no ha adelantado mucho más.

Las autoridades, además, se reunirán con el viceministro de Economía, Rafael Ramírez, y con el ministro de Turismo, Andrés Izarra, para tratar este asunto. “Venezuela es un destino turístico por excelencia”.

Aunque la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) ha advertido esta semana a Maduro que algunas aerolíneas podrían suspender sus vuelos a Venezuela.

El director general de la IATA, Tony Tyler, dijo que le había escrito al presidente venezolano ante una falta de avances en las negociaciones que comenzaron antes de que se iniciara en ese país la peor ola de agitación ciudadana en una década. Y es que desde mediados de febrero, Venezuela se encuentra sumida en una crisis.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA