Los problemas de MetLife

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La mayor aseguradora de EEUU tras el rescate de AIG en 2008, MetLife, ha reconocido haber experimentado pérdidas en el primer trimestre del año después de saberse que su negocio de productos derivados ha tenido problemas, según informan los medios especializados. La mayor aseguradora de EEUU tras el rescate de AIG en 2008, MetLife, ha reconocido haber experimentado pérdidas en el primer trimestre del año después de saberse que su negocio de productos derivados ha tenido problemas, según informan los medios especializados.

La compañía ha reportado unas pérdidas de 64 millones de dólares, cuando un año antes había informado de unos beneficios de 877 millones de dólares. En el mercado bursátil estos números se traducen en una pérdida de 9 centavos por acción, en comparación a una subida de 66 centavos por acción un año antes.

Los negocios de derivados son en parte responsables de la crisis financiera que se desató en 2008 en EEUU para luego trasladarse al resto del mundo desarrollado. Famoso es el caso de AIG, la que en aquel entonces era la principal aseguradora del mundo, que tuvo que ser rescatada por las autoridades estadounidenses tras colocar entre sus clientes -principalmente bancos- durante años más derivados de los que podía asumir costear en caso de problemas.

Este suceso en MetLife parece, además, ser la primera prueba que demuestra que los temores del presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Ben Bernanke, no son infundados. Bernanke lleva varias semanas repitiendo que hay que introducir un debate sobre una regulación de los mercados financieros a escala global. Su mensaje: Si los mercados siguen sin ser controlados, el mundo no saldrá de la crisis.

Para el presidente de la Fed, en un entorno como el actual en el que resulta necesario mantener los tipos de interés bajos para propiciar la recuperación económica y en el que, por lo tanto, tanto los inversores a largo plazo como los especuladores encuentran un acceso fácil a la liquidez, el papel de la supervisión y la necesidad de contar con leyes adecuadas para ejercerlo, son absolutamente necesarios.

El banquero central ligó además el control de las fuerzas del mercado al restablecimiento del crédito en los sectores productivos de las naciones en crisis. En su opinión, sin un endurecimiento de la acción reguladora, las entidades financieras encuentran pocos incentivos para conseguir sus beneficios con el ejercicio de la banca minorista tradicional.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA