Los ‘indignados’ latinoamericanos se unen a la protesta mundial del 15 de octubre

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La convocatoria mundial del los indignados españoles para el próximo 15 de octubre llegará a América Latina. Bajo el lema de ‘cambio global’, doce países de la región participaran en esta jornada mundial, que ahora tiene en los ‘indignados’ de Occupy Wall Street a su máximo exponente. La convocatoria mundial del los indignados españoles para el próximo 15 de octubre llegará a América Latina. Bajo el lema de ‘cambio global’, doce países de la región participaran en esta jornada mundial, que ahora tiene en los ‘indignados’ de Occupy Wall Street a su máximo exponente.

Chile es el país que más marchas va a coger, un total de 36, en donde la convocatoria de Santiago, la capital, se espera que sea la más multitudinaria. Le siguen Argentina, Brasil, Colombia y México.

Los indignados españoles no quieren que la marcha se convierta en un mero acto de protesta. Por ello, han organizado varios espectáculos, como conciertos y un flashmob, para atraer e implicar a la sociedad en su lucha contra lo que consideran un sistema “intolerable”.

En concreto, estos actos tendrán lugar en Madrid, tras la confluencia en Cibeles de las columnas de indignados que saldrán desde distintas zonas de la capital, cuyo objetivo es tomar la plaza de Sol al final de la jornada. Según la web madrid.tomalaplaza.net, a las 18 horas los manifestantes harán una ‘performance’ frente al cuartel general del Ejército de Tierra “con motivo de la participación del Estado español en el escudo antimisiles”. Allí escenificarán su particular ‘escudo antimercados versus el escudo antimisiles’ para escuchar poco después al coro-protesta y a los grupos de batucadas que ya han confirmado su participación en la manifestación.

Al llegar a Sol, previsiblemente a las 20 horas, los indignados harán un flashmob al que han llamado ‘La Muerte’, en el que la mayoría de los congregados se tirarán al suelo para representar a todas las personas que mueren en el mundo, mientras unos pocos se quedarán en pie escenificando a los banqueros riéndose.

En la plaza que se convirtió en el símbolo del 15-M también se llevará a cabo un ‘grito mudo’, para el que la organización pide que se usen “pegatinas con el símbolo del euro o del dólar en la boca” y la actuación de la Orquesta Solfónica, grupo que se ha formado a raíz de las protestas de indignados que comenzaron en mayo y que tocará la novena sinfonía de Beethoven.

Tras ello, los indignados se dividirán en varios grupos de debate para recabar información y propuestas y hablar de los temas que se hayan planteado tras la marcha. Este trabajo, según la web, se prolongará toda la noche, y con el fin de hacerlo más llevadero han planeado “proyecciones con conexión vía streaming con otras plazas del mundo”, ya que la marcha del sábado se ha convocado a escala mundial.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA