La prudencia del magnate

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La decisión del magnate mexicano Carlos Slim de salir en rueda de prensa para matizar sus planes de negocio en relación a sus empresas de telecomunicación, América Móvil y Telmex, y dejar claro que no se trata de una fusión sino de una oferta de intercambio accionario, puede estar motivda por el deseo del empresario de no enturbiar unas relaciones con el Gobierno de Felipe Calderón, que parecen haber mejorado. La decisión del magnate mexicano Carlos Slim de salir en rueda de prensa para matizar sus planes de negocio en relación a sus empresas de telecomunicación, América Móvil y Telmex, y dejar claro que no se trata de una fusión sino de una oferta de intercambio accionario, puede estar movido por el deseo del empresario de no enturbiar unas relaciones con el Gobierno de Felipe Calderón, que parece no están en su peor momento.

Según cuenta la periodista Maricarmen Cortés en el periódico mexicano “El Universal”, un grupo de empresarios, entre los que se encontraba Carlos Slim Domit, hijo del dueño de América Móvil, asistieron a principios de esta semana a una reunión con el presidente Felipe Calderón con el fin de limar las asperezas que surgieron en el mes de diciembre por el anuncio gubernamental de aumentar los impuestos

Al parecer el objetivo del encuentro fue conseguido con creces, ya que los empresarios salieron entusiasmados por el compromiso del jefe del Ejecutivo de terminar con trámites onerosos, excesivos e improductivos. Además exhortó a los empresarios a que presenten propuestas viables y concretas que contribuyan al crecimiento económico.

Slim ha tenido que matizar sus planes de negocio movido por las presiones de los empresarios de las telecomunicaciones mexicanos y del propio Gobierno de Felipe Calderón. El magnate ha querido dejar claro que no hay ninguna fusión de ningún tipo, que es una oferta, una reestructuración corporativa.

Según ha aclarado el empresario, América Móvil lanzó una oferta para intercambiar acciones de Carso Global Telecom, controladora de Telmex y Telemex Internacional, para tomar esas acciones. Lo que sucedería, en caso de que se aprobara la operación, es que la controladora Telemex dejaría de ser Carso Global Telecom, y sería América Móvil como controladora accionaria.

En cuanto al rechazo de que Telmex pueda dar servicios triple play, el empresario lamentó que cuando en todo el mundo se marcha hacia una convergencia, México es de los únicos países de la OCDE donde no se permite concretarla, lo cual afecta el desarrollo tecnológico.

Si finalmente la operación llega a buen puerto, América Móvil podrá ofrecer servicios múltiples, es decir telefonía móvil, telefonía fija, internet y televisión de pago en un solo paquete en todos los países en los que opera, con la excepción de México. La compañía de Slim se convertiría de esta manera en una de las principales empresas del mundo en el sector de las telecomunicaciones.

A pesar de la fusión, América Móvil nunca alcanzaría a Telefónica en número de clientes. Esta operación permitiría a la compañía mexicana escalar una posición dentro del ranking de las principales empresas de telecomunicaciones para colocarse en el lugar número cuatro, por detrás de Telefónica, Vodafone y China Mobile.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA