La presidenta ‘se ahoga’

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las inundaciones que han anegado Argentina en los últimos días han revelado el gran descontento de las autoridades y los ciudadanos de las regiones afectadas con el Gobierno central y la presidenta Cristina F. de Kirchner. Se quejan de que la mandataria les ha ignorado hasta que el desastre se ha hecho demasiado grande. Las inundaciones que han anegado Argentina en los últimos días han revelado el gran descontento de las autoridades y los ciudadanos de las regiones afectadas con el Gobierno central y la presidenta Cristina F. de Kirchner. Se quejan de que la mandataria les ha ignorado hasta que el desastre se ha hecho demasiado grande.

El caso es que las zonas en las que más se ha sufrido la catástrofe están gobernadas por políticos que no son del gusto de la presidenta. Es el caso del conservador Mauricio Macri, alcalde de Buenos Aires y el equipo de Cristina F. de Kirchner no dudó en aprovechar la ocasión para atacarle por estar de vacaciones.

Por su parte, Macri compareció acusar al Gobierno central en una rueda de prensa de incumplir las inversiones prometidas para obras de infraestructura que pudiesen evitar el desastre provocado en el municipio.

Tampoco mantiene buenas relaciones con el gobernador de La Plata, Daniel Scioli, del mismo partido que la mandataria pero que insinuó su deseo de presentarse a las próximas elecciones en el caso de que la actual presidenta decidiera no volver a optar al cargo. Parece ser que Scioli llevaba tiempo intentando hablar con Cristina F. de Kirchner sin éxito.

Los ciudadanos también han expresado su malestar por la actuación de la mandataria en las inundaciones. En su discurso de conmemoración de la guerra de Las Malvinas, la presidenta no hizo ninguna mención a las primeras víctimas. Cuando intentó remediarlo acudiendo a La Plata, la localidad la recibió con gritos y críticas.

No le perdonan su falta de atención en uno de los peores eventos a los que se ha enfrentado el país. Las aseguradoras calculan que los daños causados les supondrá un desembolso de algo más de 800 millones de euros.

Sin embargo, la suma que tendrán que afrontar estas aseguradores no les supone un gran varapalo, ya que el sector está escasamente desarrollado en Argentina. Según los medios locales: ni siquiera el 10% de las viviendas del país están aseguradas. En el caso de los automóviles, el porcentaje avanza a cerca del 80%.

Por ello, los eventos climáticos de esta magnitud, aunque causen daños de elevadas cantidades, no llegan a afectar al 1% de las tenencias de las aseguradoras. El presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS), Franciso Astelarra, dejó claro que las recientes inundaciones no pondrán en riesgo la sustentabilidad del sistema.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA