Hora de repartir

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Senado mexicano ha dado luz verde a la Ley de Ingresos, que supone que el 46,3% de los más de 3.000 billones de pesos que ingresarán a las arcas del país durante 2013 serán distribuidos entre los estados y el Distrito Federal. El Senado mexicano ha dado luz verde a la Ley de Ingresos, que supone que el 46,3% de los más de 3.000 billones de pesos que ingresarán a las arcas del país durante 2013 serán distribuidos entre los estados y el Distrito Federal.

La disposición ha sido aprobada con 101 votos a favor, 16 en contra y dos abstenciones. Así, el pleno del Senado ha avalado la Ley de Ingresos de la Federación, que establece un PIB anual de 3,5 por ciento, una inflación del 3%, un tipo de cambio promedio de 12,9 pesos por dólar, un precio de 86 dólares para el barril de petróleo y una tasa de interés promedio de los Certificados de la Tesorería (Cetes) a 28 días de 4,6%.

Del total, dos billones irán destinados a ingresos del Gobierno federal, más de un billón a ingresos de organismos y empresas estatales, y 3,5 billones de pesos irán a actividades derivados de financiamiento.

El presidente de la Comisión de Hacienda, José Francisco Yunes, ha señalado que en esta ley “se establecen los montos de endeudamiento neto del gobierno federal y del Distrito Federal, el margen de intermediación financiera, los ingresos derivados de los proyectos de inversión productiva de largo plazo, así como el monto de los nuevos proyectos a contratar por entidad y tipo de inversión”.

En relación a la importación de gasolina, generará un Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) negativa que se encontraría en 48.895 millones de pesos, mientras que la venta del combustible generará un impuesto positivo por algo más de 24.000.

El paquete de ingresos presentado este año no incluyó ningún cambio a la Ley de IEPS, por ello, las oposiciones referentes a la distribución de una parte del impuesto a las gasolinas entre las entidades federativas, dado que no han podido compensar las pérdidas por la eliminación de la tenencia, se mantienen.

Hay que destacar también que la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece el presidente Peña Nieto ha aprobado por mayoría el conocido como “gasolinazo”, durante el siguiente año.

Lo han hecho al avalar la reducción de más de nueve mil millones de pesos asignados a subsidio que se aplica al precio de la gasolina y el diesel.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA