Fuera de juego

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un tribunal estadounidense ha fallado contra la compañía Chevron. La corte de EEUU rechazó el pasado jueves una orden con la que la petrolera podría haber bloqueado la sentencia de un juzgado de Ecuador, que obligaba a la empresa ha pagar con 17.200 millones de dólares (13.100 millones de euros) al estado ecuatoriano por contaminar la zona del Amazonía. La firma petrolífera se queda sin cartas con las que jugar, o lo que es lo mismo, sin opciones para evitar el pago de la indemnización. Un tribunal estadounidense ha fallado contra la compañía Chevron. La corte de EEUU rechazó el pasado jueves una orden con la que la petrolera podría haber bloqueado la sentencia de un juzgado de Ecuador, que obligaba a la empresa ha pagar con 17.200 millones de dólares (13.100 millones de euros) al estado ecuatoriano por contaminar la zona del Amazonía. La firma petrolífera se queda sin cartas con las que jugar, o lo que es lo mismo, sin opciones para evitar el pago de la indemnización.

La petrolera estadounidense fue sentenciada por la Corte de Justicia de Sucumbios, un tribunal de segunda estancia ecuatoriano, con el gasto de 8.000 millones de dólares (6.000 millones de euros) para recuperar la zona de la Amazonía, en la que Chevron causó daños medioambientales en los años 70 y 80. Una cifra mucho menor que la pedida por el país ecuatoriano.

El fallo dictaminado en Ecuador fue considerado de fraudulento por la compañía y apeló a la justicia de EEUU. Sin embargo, la corte estadounidense ha señalado en la sentencia que Chevron nunca podría haber presentado un recurso para impedir que se cumpliese el fallo que le impuso la justicia de Ecuador, y el error lo cometió el tribunal de menor instancia que permitió a la petrolera realizar esa orden previa en marzo del 2011 en el distrito de Manhattan.

En un comunicado, los dirigentes de Chevron han asegurado que la resolución del tribunal estadounidense no cambia la situación y seguirá buscando un modo de impedir el cobro de esa indemnización al considerar el caso por contaminación en la Amazonía de fraude.

La reacción de los ecuatorianos ante el fallo proveniente de EEUU no se ha dejado esperar, el representante de los afectados por los daños medioambientales en el país latinoamericano, James Tyrrell, ha indicado que sus clientes se han alegrado por la decisión de la corte de apelaciones.

Este ha sido un nuevo capítulo dentro del conflicto entre el Estado ecuatoriano y la petrolera estadounidense, que dura cerca de 20 años, a causa de la contaminación del Lago Agrio en la zona de Amazonía. Habrá que esperar cómo la petrolera se defiende de este nuevo fallo par saber si finalmente pagará al estado de América Latina.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA