Fin del ‘castigo’ a Venezuela

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Al final, EEUU permitió en el último minuto el plan de vuelo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para permitirle sobrevolar Puerto Rico en su viaje hacia China, según han informado hoy el Departamento de Estado estadounidense. Al final, EEUU permitió en el último minuto el plan de vuelo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para permitirle sobrevolar Puerto Rico en su viaje hacia China, según han informado hoy el Departamento de Estado estadounidense.

Washington informó al Gobierno venezolano el jueves por la noche que el permiso estaba garantizado pese a que la solicitud no había sido adecuadamente cursada, ha explicado la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, según informa Europa Press.

Previamente, Caracas había denunciado que EEUU había impedido que el avión de Maduro pasara por el espacio aéreo estadounidense en ruta hacia China, donde realizará una visita oficial este fin de semana, calificando lo ocurrido de acto de agresión.

Según Harf, las autoridades venezolanas no siguieron los pasos marcados en solicitud de sobrevuelo, avisando con tan solo un día de antelación cuando son necesarios tres. «Además, el avión en cuestión no era un avión del Estado, que cuenta con autorización diplomática», ha precisado.

«Aunque la solicitud no fue cursada adecuadamente, las autoridades estadounidenses trabajaron con responsables venezolanos en la Embajada de Venezuela para resolver la cuestión. Las autoridades estadounidenses hicieron un esfuerzo extraordinario para trabajar con las autoridades pertinentes para garantizar la autorización de sobrevuelo en cuestión de horas», ha subrayado la portavoz.

Maduro había criticado la decisión de EEUU de impedirle sobrevolar Puerto Rico y había anunciado que tomaría «medidas diplomáticas drásticas». «Negarle el permiso a un jefe de Estado para que sobrevuele un espacio aéreo colonizado, como es el caso de Puerto Rico, es, además de una cosa indignante, una falta grave», afirmó.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA