Expansión internacional

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Iberdrola ha dado un nuevo paso para convertir a Brasil en uno de los pilares de su expansión internacional, como ya han hecho otras compañías españolas. La firma que preside el empresario Ignacio Sánchez Galán, en consorcio con Neoenergía, ‘holding’ energético brasileño participado por el grupo, ha resultado la mayor beneficiada en el concurso de energía eólica del país al adjudicarse nueve parques eólicos, que sumarán una potencia instalada de 258 megavatios (MW). México es otro de los países latinoamericanos donde la energética española también se ha adjudicado otro contrato millonario. Iberdrola ha dado un nuevo paso para convertir a Brasil en uno de los pilares de su expansión internacional, como ya han hecho otras compañías españolas. La firma que preside el empresario Ignacio Sánchez Galán, en consorcio con Neoenergía, ‘holding’ energético brasileño participado por el grupo, ha resultado la mayor beneficiada en el concurso de energía eólica del país al adjudicarse nueve parques eólicos, que sumarán una potencia instalada de 258 megavatios (MW). México es otro de los países latinoamericanos donde la energética española también se ha adjudicado otro contrato millonario.

En cuanto al contrato adjudicado en Brasil, en el transcurso de la segunda licitación para la promoción de las energías renovables celebrada en este país, organizada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), Iberdrola Renovables se ha comprometido a suministrar al Gobierno brasileño la energía generada en estas instalaciones por un periodo de 20 años a partir de enero de 2013. El importe anual estimado del contrato adjudicado por la Aneel asciende a unos 60 millones de euros (unos 76 millones de dólares).

La compañía española es la que más megavatios se ha llevado en esta subasta, en la que se han adjudicado entre diversos operadores 50 parques eólicos (1.520 MW), cinco centrales hidroeléctricas (101 MW) y una planta de biomasa (64 MW).

Esta adjudicación es el primer fruto del memorando de entendimiento firmado este mismo mes entre Iberdrola Renovables y Neoenergía, mediante el que se comprometieron a colaborar para el desarrollo y operación conjunta de parques eólicos en Brasil, tanto terrestres como marinos.

Iberdrola Renovables ya cuenta en la actualidad con un parque eólico en Brasil, el de Río do Fogo, ubicado en el Estado de Río Grande do Norte, cuya capacidad instalada asciende a 49 MW.

La compañía, que también está presente en México, mediante el parque operativo de La Ventosa (80 MW) y el parque en construcción de La Venta III (103 MW), ha cerrado el primer semestre del año con una potencia instalada de 11.406 MW: 11.010 MW corresponden a parques eólicos y 342 MW a centrales mini hidráulicas.

Esta misma semana, la firma española se ha adjudicado un contrato en el país azteca por 55 millones de euros (unos 70 millones de dólares). Se trata de dos líneas de más de 220 kilómetros de longitud y dos subestaciones en Jalisco, asociadas a la nueva central hidroeléctrica de La Yesca, adjudicadas por la estatal Comisión Federal de Electricidad del país azteca.

Se prevé que las obras, que realizará Iberdrola Ingeniería junto a Siemens Innovaciones y Eléctricas Medellín, estén concluidas a finales de noviembre de 2011 a pesar de las dificultades que presenta una de las líneas debido a la complicada ortografía.

La presa hidroeléctrica La Yesca, de 750 megavatios de potencia, se ubica a 105 kilómetros al noroeste de Guadalajara, entre los estados de Jalisco y Cayarí.

Con esta adjudicación Iberdrola consolida su posición en el mercado mexicano, donde ya es líder en la construcción de parques eólicos. El año pasado la firma española se adjudicó su mayor contrato en el país, valorado en 126 millones de euros (unos 160 millones de dólares), para la modernización de infraestructuras eléctricas en Veracruz y Chiapas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA