El idilio entre México y Coca-Cola se consolida

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La compañía Coca-Cola, uno de los símbolos mundiales del empresariado estadounidense, ha encontrado un fiel aliado al sur de la frontera de EEUU. México se ha convertido en el país del mundo en el que más unidades del popular refresco se consumen per capita -675 botellas por habitante en 2010– y la segunda economía en la que más crecieron sus ventas durante el año pasado, en el que los mexicanos le dieron a Coca-Cola el 11% de sus ventas mundiales. Al mismo tiempo, la compañía invertirá 5.000 millones de dólares (3.533 millones de euros) en el país centroamericano hasta el año 2014. La compañía Coca-Cola, uno de los símbolos mundiales del empresariado estadounidense, ha encontrado un fiel aliado al sur de la frontera de EEUU. México se ha convertido en el país del mundo en el que más unidades del popular refresco se consumen per capita -675 botellas por habitante en 2010– y la segunda economía en la que más crecieron sus ventas durante el año pasado, en el que los mexicanos le dieron a Coca-Cola el 11% de sus ventas mundiales. Al mismo tiempo, la compañía invertirá 5.000 millones de dólares (3.533 millones de euros) en el país centroamericano hasta el año 2014.

La compañía también interactúa con éxito en el mercado interior mexicano. Coca-Cola ha anunciado que va a poner en marcha en México un programa de agricultura por contrato, que consiste en fijar el precio de los productos antes de la siembra, con el objetivo de asegurar la sustentabilidad del mercado nacional. No en vano, la compañía norteamericana compra entre el 20 y el 25% de la producción mexicana de azúcar, mientras que también adquiere en el mercado local otros productos indispensables para su amplio catálogo de bebidas, como naranja, café o mango.

El programa de agricultura por contrato forma parte de la batería de inversiones que la compañía ha puesto en marcha en México desde que compró la mexicana Jugos del Valle hace cuatro años, por 380 millones de dólares. Durante el cuatrenio transcurrido, The Coca-Cola Company ha invertido otros 300 millones de dólares en modernizar las plantas de su adquisición, situadas en Tepotzotlán, Estado de México, Monterrey y Zacatecas.

“Esperamos arrancar el programa de agricultura por contrato lo antes posible. Nos gustaría que fuera durante el presente año, pero no lo iniciaremos hasta que se hayan hecho estudios de quién, cuánto y dónde nos venden”, ha señalado a la prensa Rafael Fernández, vicepresidente de Asuntos Públicos de Coca-Cola México.

Por su parte, Brian Smith, presidente de Coca Cola en México, declaró al diario online Milenio que “vendemos más de tres mil millones de cajas y estamos creciendo hacia el primer trimestre un catorce por ciento. La marca Coca Cola creció once por ciento y eso compara con un crecimiento en Latinoamérica de siete por ciento, y a nivel global de seis por ciento. Entonces, como puede verse, en México estamos bastante por arriba del crecimiento a nivel global”.

La multinacional acaba de ganar incluso un premio publicitario promovido por el presidente mexicano Felipe Calderón, dentro del “Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria”, por sus campañas de la bebida energética Powerade, lo que da idea de la buena aceptación de que goza la compañía.

El fenómeno no es extraño, puesto que The Coca-Cola Company ha encontrado un verdadero filón para su negocio en el país centroamericano. Muhtar Kent, presidente y director general de la empresa ha desvelado que México es país consumidor per cápita de bebidas de The Coca-Cola Company más importante del mundo, y que también supone el segundo mercado en el que más han crecido las ventas durante el año 2010. Unos datos que confirman el idilio que se está viviendo entre el país mexicano y la compañía norteamericana.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA