El Acuerdo del Pacífico, un mercado a la medida de China

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los mandatarios de Colombia, México, Perú y Chile han dado por iniciado esta semana un proceso que, si todo sale bien, dará como resultado el segundo mecanismo de integración más importante de América Latina. Su hermano mayor, Mercosur, ya ha aprendido la lección. El futuro económico parece estar en estrechar los vínculos comerciales con los países asiáticos, especialmente China y la India, algo que el Acuerdo del Pacífico, que así se llamará de momento, parece querer imitar. os mandatarios de Colombia, México, Perú y Chile han dado por iniciado esta semana un proceso que, si todo sale bien, dará como resultado el segundo mecanismo de integración más importante de América Latina. Su hermano mayor, Mercosur, ya ha aprendido la lección. El futuro económico parece estar en estrechar los vínculos comerciales con los países asiáticos, especialmente China y la India, algo que el Acuerdo del Pacífico, que así se llamará de momento, parece querer imitar.

Los presidentes Alan García de Perú, Felipe Calderón de México, Sebastián Piñera de Chile y Juan Manuel Santos de Colombia firmaron esta semana en Lima el denominado Acuerdo del Pacífico. Según lo que ha trascendido, busca intensificar la integración de estos cuatro países, profundizar en las relaciones comerciales y establecer mejores condiciones para el tránsito de bienes, capitales, personas y servicios. Como objetivo oculto, aunque se diga lo contrario, los cuatro países parecen querer devenir en una alternativa a Mercosur, el gran bloque de integración regional, con excelentes relaciones con los países asiáticos.

Por el momento, únicamente se han dado los primeros pasos. Sin embargo, todo parece indicar que la pretensión del Acuerdo del Pacífico es funcionar como un bloque compacto capaz de negociar con otros mercados como el asiático desde una posición de fuerza, así como con algunos de sus socios regionales como el Mercosur (Mercado Común del Sur), formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Otra de las principales motivaciones, principalmente para Colombia y Perú, es la caída en desgracia de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), organismo que el propio Alán García dio por muerto. Tras el abandono de Venezuela, pese a que algunas voces hablan de su posible retorno si la oposición al chavismo se hiciese con el poder, lo cierto es que las desavenencias entre los cuatro miembros restantes, Perú, Colombia, Bolivia y Ecuador, son palpables y los beneficios para los países cada vez más raquíticos.

De hecho, el principal impulsor de la Acuerdo, Alán García, parece decidido a ampliar el grupo a costa de la propia CAN, a la que califico de ineficaz. En este sentido, explicó que el nuevo mecanismo de integración estará abierto a aquellos países que compartan ideas políticas y modos económicos similares a los países que han decidido firmar el preacuerdo en primer lugar. Estos requisitos incluirían, aunque no se han especificado, el libre mercado y la democracia.

Como primer paso, el Acuerdo del Pacífico avanza hacia la integración de los mercados financieros, lo que daría comienzo en el segundo semestre de 2011 al mercado bursátil más grande de Latinoamérica. Será una integración profunda de los cuatro países en el área de los bienes, servicios, productos y personas para crecer de forma conjunta hacia Asia y hacia el resto del mundo, señaló el mandatario peruano, Alan García.

Colombia, México, Chile y Perú constituyen las economías más abiertas de Latinoamérica y son las que más tratados de libre comercio han suscrito. En conjunto, conforman un bloque de más de 204 millones de habitantes y generan un Producto Interior Bruto (PIB) de 1.400 millones de dólares (953 millones de euros), equivalente al 34,4% del total de la región, según las autoridades

Las cuatro naciones que firmarán el Acuerdo del Pacífico abarcan más de la mitad del comercio exterior de la región, con 438.000 millones de dólares (298.536 millones de euros) en exportaciones y 418.000 millones de dólares (284.889 millones de euros) en importaciones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA