Cruzada contra la banca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha cerrado su cuenta en un banco privado después de que la entidad alertara a sus clientes de las negativas consecuencias de la subida de los impuestos al sector financiero. El mandatario decidió aumentar los tributos a la banca para financiar el bono de ayuda a la población más pobre del país, una estrategia muy popular para ganarse el favor de los ciudadanos de cara a las elecciones. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha cerrado su cuenta en un banco privado después de que la entidad alertara a sus clientes de las negativas consecuencias de la subida de los impuestos al sector financiero. El mandatario decidió aumentar los tributos a la banca para financiar el bono de ayuda a la población más pobre del país, una estrategia muy popular para ganarse el favor de los ciudadanos de cara a las elecciones.

“Sírvanse realizar el inmediato cierre de mi cuenta que durante años tuve en Produbanco”, ha señalado el presidente ecuatoriano en un comunicado en el que ha asegurado que trasladará sus ahorros a un banco estatal.

Se trata del último golpe que Correa ha asestado a la banca en una ‘cruzada’ que el mandatario parece haber comenzado contra el sector financiero en plena precampaña electoral.

Según Correa, la entidad citada envió una carta a sus clientes alertando de los peligros de la subida de impuestos al sector financiero. En la misiva, Produbanco habría insinuado que el presidente manejó la situación no con “criterio técnico sino político”.

El dirigente ecuatoriano ha aprovechado la ocasión para recordar las ‘cuentas pendientes’ de estas entidades con los ciudadanos del país con la congelación de los depósitos. Ha asegurado que los bancos se quedaron entonces con el 59% de los ahorros de sus clientes, una cifra que ascendería casi a los 2 millones de dólares (alrededor de un millón y medio de euros).

Los legisladores ecuatorianos aprobaron estas semana un aumento de impuestos a la banca para poder financiar la entrega de dinero a los pobres, una medida con la que el presidente Rafael Correa podría consolidar sus opciones para ganar las elecciones.

Correa es el claro favorito para volver a hacerse con el poder por su respaldo popular gracias a las iniciativas contra la pobreza. Tras la decisión respecto a los bancos, señaló que los ecuatorianos verán que “seguirán ganando gracias a las políticas que ha impulsado este Gobierno”.

La nueva medida supondrá un aumento del ingreso mensual que se paga a cerca de dos millones de ciudadanos de bajos ingresos, incluidos ancianos y madres solteras, a 50 millones desde los actuales 35 millones.

Pero no es la única medida que el dirigente ha tomado para ganarse el favor de los votantes. Esta semana, en plena precampaña electoral, anunció también un aumento salarias a los trabajadores públicos del país para 2013.

Para ello alegó que “en el sector público hay muchas más garantías que en el privado. Hay muchos que no trabajan lo suficiente, que no cumplen los objetivos y reciben el mismo cheque al final del mes y se pierde eficiencia”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA