Críticas

Bandera de Bolivia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) ha asegurado que el clima de inversión en Bolivia “no es bueno”, de ahí que el sector no se vea en condiciones de invertir 3.000 millones de dólares que el presidente Evo Morales les pedirá tras las elecciones. La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) ha asegurado que el clima de inversión en Bolivia “no es bueno”, de ahí que el sector no se vea en condiciones de invertir 3.000 millones de dólares que el presidente Evo Morales les pedirá tras las elecciones.

El presidente de la CEPB, Ronald Nostas, ha señalado que no tienen capacidad para invertir en estos momentos “porque el clima de inversión en Bolivia no es bueno”. Lo ha asegurado días después de que el presidente Morales solicitase que invierta como mínimo 3.000 millones para acompañar el crecimiento de la economía boliviana.

Durante este anuncio, el mandatario ha recordado que la inversión pública será este año de 6.179 millones de dólares que, sumados a la inversión de las empresas con participación estatal alcanzarán los 7.389 millones. De invertir el sector privado otros 3.000 millones ya se superarían los 10.000 millones.

A pesar de que Nostas ha aceptado la convocatoria que le ha extendido el presidente para hablar del asunto, ha señalado que antes de invertir es necesario solucionar algunos temas para que las inversiones se canalicen y lleguen a 1.000 millones de dólares, 1.500 millones o 3.000 millones. Para lograr esa meta, manifestó que se deben asumir “medidas drásticas”.

Desde su punto de vista, la Ley de Promoción de Inversiones para el empresariado privado es una “ley coja” pues requeriría elementos extras: el primero es que debe estar acompañada por la Ley de Conciliación y Arbitraje para que cumpla su propósito de atraer las inversiones. Igualmente, es necesario que se incluyan las últimas observaciones realizadas por el empresariado privado para atraer a los inversores nacionales y extranjeros.

Igualmente, ha sostenido que se requiere discutir los incentivos que se otorgarán a los inversores con la Ley de Promoción de Inversiones, ya que, de momento, sobre ello no se ha debatido. Desde su punto de vista, lo empresarios deberían participar en la elaboración de las normas del sector.

“La ley está coja” ha concretado, “no va a funcionar mientras no se solucionen los problemas fundamentales, que contribuirán a que la inversión privada nacional e internacional fluya”.

Por su parte, el Ejecutivo ha apuntado que se encuentra a la espera de la reunión con Morales para diseñar las condiciones adecuadas para que su pedido de que el empresariado invierta 3.000 millones sea “viable y pueda realizarse”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA