Correa amenaza con expulsar de Ecuador a los funcionarios del BID

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, ha advertido al presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, que no aceptará condicionamientos políticos a cambio de créditos. Correa incluso ha amenazado con expulsar al delegado de este organismo prestatario multilateral y ha recordado que ya hizo lo propio con el representante del Banco Mundial por motivos similares. El Ejecutivo ecuatoriano gestiona ahora con el BID, la concesión de prestamos por un monto cercano a los 600 millones de dólares (423 millones de euros). El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, ha advertido al presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, que no aceptará condicionamientos políticos a cambio de créditos. Correa incluso ha amenazado con expulsar al delegado de este organismo prestatario multilateral y ha recordado que ya hizo lo propio con el representante del Banco Mundial por motivos similares. El Ejecutivo ecuatoriano gestiona ahora con el BID, la concesión de prestamos por un monto cercano a los 600 millones de dólares (423 millones de euros).

«Trabajamos mucho con el BID (…), conozco cómo era antes el BID, tengo esperanzas de que haya cambiado, creo que ha cambiado con el presidente Alberto Moreno», comentó Correa en su informe semanal, y recalcó que «antes estos señores venían como capataces en hacienda, nos trataban como peones, creían que nos estaban regalando la plata cuando son préstamos. Ellos ponían las condiciones».

El presidente ecuatoriano se habría reunido con Moreno durante una corta visita realizada por el presidente del BID al país. En la misma, le habría advertido sobre la labor que estaría realizando el delegado de la entidad en Ecuador, para comunicarle posteriormente su disposición de expulsarlo si continúa con las mismas. Correa se queja de las condiciones impuestas por el banco para otorgar los créditos que el país andino solicita, como es costumbre con el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional con los que Ecuador no tiene tratos.

«Por ahí me dicen que hay un especialista sectorial del BID que sigue con esas prácticas, un Argüello creo que es. Cuidado señor o lo expulso de este país, como ya expulsamos al represente del Banco Mundial y quédese no mas con su crédito, cámbielo en centavitos y póngaselo en la oreja porque aquí vamos a mandar los ecuatorianos», aseguró el presidente andino. «No vamos a permitir que regrese esa época de colonialismo, muy claramente le dije eso al presidente Moreno: quieren seguir trabajando con Ecuador, queremos seguir trabajando con el BID, pero de acuerdo a las necesidades del país, no de acuerdo a los caprichos y fijaciones de una burocracia internacional», añadió.

Según datos de Radioequinoccio, Ecuador espera cerca de 600 millones del Banco Interamericano de Desarrollo. Las peticiones servirían para financiar los siguientes proyectos:

El proyecto hidroeléctrico Tortugo I y La Merced de Jondahi; 106 millones de dólares. Dos proyectos, uno de Reforma fiscal y otro de modernización del Estado para que el Ministerio de Finanzas; 70 millones de dólares. Crédito por 52 millones para el proyecto ecológico parque Los Samanes de Guayaqui. Crédito de 100 millones de dólares para mejorar la eficiencia de la gestión financiera.

También se está gestionando un crédito de 50 millones para el Programa Nacional de Finanzas Populares. Programa de Apoyo a la Gestión Pública por 100 millones para mejorar la gestión pública del gobierno central. Programa de Electrificación Rural y Urbano-Marginal por 45 millones. Programa de Regularización de Asentamientos Informales para financiar vivienda en zonas suburbanas invadidas por 61 millones de dólares. Proyecto de Protección y Recuperación del Patrimonio Cultural por 30 millones y 10 millones de dólares para el proyecto de seguridad ciudadana.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA