Continúa la batalla

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha aprovechado su intervención en la junta general de accionistas de la empresa para señalar que “se reserva todas las acciones legales para responder a esta agresión”, en referencia al último movimiento del Gobierno argentino de Cristina Fernández para debilitar al presidente de la compañía española. El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha aprovechado su intervención en la junta general de accionistas de la empresa para señalar que “se reserva todas las acciones legales para responder a esta agresión”, en referencia al último movimiento del Gobierno argentino de Cristina Fernández para debilitar al presidente de la compañía española.

Según ha recordado el presidente de Repsol, en la celebración ayer de la asamblea general de YPF, con “ánimo de desenfocar”, se anunció la presentación de una demanda civil contra Brufau por presentas irregularidades en las retribuciones que recibieron los directivos de la hace ya un año expropiada YPF.

La posición de los nuevos gestores de la argentina es que los sueldos del equipo directivo tenían que ser aprobados por la asamblea general de YPF, y si no, no estaban dentro de la legalidad, según ha explicado Brufau, que ha añadido que la postura de Repsol es que “desde siempre”, lo que tiene que aprobar la asamblea de YPF, “son las dietas y honorarios de los miembros del consejo de administración, pero no los sueldos de los directivos propiamente dichos.

Tal y como ha explicado el presidente de Repsol, de todos modos “estos sueldos siempre han sido declarados a los reguladores y auditados”. “Toda esta información es transparente y pública desde hace diez años (cuando entró Repsol en YPF)”, ha comentado, por lo que, a su juicio, si alguien tenía algo que decir lo podría haber hecho en su momento.

A juicio de Brufau, se trata de un ataque “sesgado e interesado, pero no pasa nada”. “Su posición es esta y la nuestra es de que hacemos las cosas legalmente”, ha defendido el presidente de Repsol, que “se reserva todas las acciones legales para responder a esta agresión”.

Durante su intervención en la junta, Brufau ha recordado además que ya hace un año que se expropio YPF y “todavía estamos a la espera de que nos paguen”, para lo que la compañía está “trabajando en todos los foros”. “No pedimos que nos la devuelvan, pero sí que paguen por lo que vale”, ha explicado, tras insistir en que “queremos recibir nuestra compensación”. “No vamos a renunciar bajo ningún concepto a recuperar lo que es justo”, ha advertido.

Brufau ha reiterado además la disposición de Repsol a negociar, aunque ha reconocido que, “si llega algún acuerdo, y Dios lo quiera, se encuentra todavía en un horizonte de muy largo plazo”.

El presidente de la compañía española ha querido, por último, hacer un reconocimiento explícito al Gobierno, “que nos está apoyando de forma firme y sincera”, y también a la Unión Europea y a EEUU, ya que “la condena ha sido unánime” a la expropiación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA