Conflicto sin fin

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Relaciones Exteriores argentino, Héctor Timerman ha señalado que la usurpación de los territorios argentinos por parte Reino Unido “no solo ofende a Argentina, sino también a toda la región, que reconoce la causa como propia”. El ministro de Relaciones Exteriores argentino, Héctor Timerman ha señalado que la usurpación de los territorios argentinos por parte Reino Unido “no solo ofende a Argentina, sino también a toda la región, que reconoce la causa como propia”.

Así lo ha afirmado durante su participación el Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde se habló, irremediablemente, de la disputa por Las Islas Malvinas, que el silencio y la ausencia de Gran Bretaña en la sesión “pone en evidencia la negativa del país de acatar las resoluciones de Naciones Unidas”.

Sobre esto, el político aseguró que “la parte británica no tiene excusas para continuar evadiendo el diálogo, y por ello, recurrió a un nuevo intento de manipulación de la ‘Cuestión Malvinas’ al pretender transformar al ocupante colonial en víctima y al país cercenado en culpable”.

Aunque no se quedó en eso, sino que arremetió también contra los referéndums que había llevado a cabo el país europeo. “Londres arma y desarma consultas de acuerdo a sus circunstancias estratégicas” señaló y citó algunos ejemplos al respecto.

“No consultó a los habitantes de Hong Kong cuando quiso restituir dicho territorio, ni tampoco tuvo en cuenta la voluntad del pueblo de las Islas Turcas y Caicos en 2009, cuando suspendió la administración local del Gobierno para dársela a la Corona” fue alguna de las declaraciones que hizo.

En defensa del hacer de su Gobierno, ha comentado que Argentina “está sentada a la mesa del diálogo, las Naciones Unidas llevan casi medio siglo pidiendo la resolución pacífica de la controversia, lamentablemente, el fin de la controversia está secuestrado en Londres”.

Para dar más fuerza a su argumento y seguir echando tierra la actuación de Reino Unido, Timerman aseguró que ocupa Las Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes “por su valor estratégico y por la apropiación ilegítima de sus recursos naturales”.

Según él, estos son los motivos reales, y no otros, “de la presencia militar británica en el Atlántico Sur”. Durante este encuentro estuvo acompañado de los gobernadores Fabiana Ríos (de Tierra del Fuego), Antonio Bonfatti (de Santa Fe) y Maurice Closs (de Misiones), así como por la embajadora argentina ante la ONU, María Cristina Perceval.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA