Conflicto creciente

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En declaraciones a Americaeconomica.com, el presidente de la patronal venezolana Fedecámaras, Noel Álvarez, ha criticado la política del Gobierno presidido por Hugo Chávez que continúa con las nacionalizaciones. Para Alvárez , esta estrategia va “en contra de la economía del país, ya que el 70% del Producto Interior Bruto (PIB) lo generan las empresas privadas”. En declaraciones a Americaeconomica.com, el presidente de la patronal venezolana Fedecámaras, Noel Álvarez, ha criticado la política del Gobierno presidido por Hugo Chávez que continúa con las nacionalizaciones. Para Alvárez , esta estrategia va “en contra de la economía del país, ya que el 70% del Producto Interior Bruto (PIB) lo generan las empresas privadas”.

Álvarez sostiene que “el gobierno esta actuando en contra de lo que quieren los ciudadanos” ya que “el 52% de ellos dijo que no a las políticas de nacionalización” del Estado, e incluso “del otro 48% restante tampoco está todo el mundo de acuerdo”. Es por eso que desde la patronal piden al Gobierno que cese con esta política que tanto afecta a la empresa privada.

Además, el presidente de Fedecámaras ha explicado a este medio que este tipo de políticas van en contra “de la generación de empleo y de bienes y servicios”. Y lo explica, ya que “la nacionalización de compañías privadas va en contra de la generación de empleos ya que gran parte de los trabajadores que formaban parte de esas empresas privadas acaban en la calle al pasar a formar parte del Estado la entidad en cuestión, ya que este incluye a sus propios empleados”

Por otro lado, en lo referido los bienes y servicios, este tipo de políticas son negativas ya que “al nacionalizarse, las empresas dejan de pagar impuestos, y la falta de ese dinero repercute en los avances sociales que sirven para mejorar la vida de los ciudadanos”, explica Álvarez.

El representante de la patronal ha puesto un ejemplo de la mala política llevada a cabo por el Gobierno y es que “Venezuela es el único país latinoamericano en el que ha subido la inflación y se estima que para finales de este año este aumento sea de un 30%, al que habrá que sumar otro esperado 30% para 2012.

En la patronal estudian presentar un recurso dirigido al Tribunal Supremo, para “solicitar la protección de los derechos económicos, entre los que se encuentra la propiedad privada”. En caso de que esto no funcione recurrirán a la Comisión de derechos Humanos de la Organización Mundial de Derechos Humanos y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El presidente de Fedecámaras ha informado que tienen previsto que “se nacionalicen unas 29 empresas privadas de las que no tienen conocimiento, ya que el Gobierno no se las ha comunicado”

Dentro de este ‘lote’ se encuentran las ya anunciadas por la prensa local la hispano- venezolana Agroisleña, presidida por Luis Enrique Fraga, la venezolana Venoco y a la estadounidense- italiana Fertilizantes Nitrogenados de Oriente (Fertinitro).

El Gobierno venezolano ha nacionalizado estas dos últimas compañías, dedicadas a la fabricación de productos químicos, petroquímicos y fertilizantes, para continuar de este modo la construcción de la patria socialista y la soberanía del país.

A esta tesis, el mandatario venezolano, le suma la acusación de que estas dos compañías han sido incautadas por especular con el precio de sus productos. En declaraciones a la agencia estatal AVN, el dirigente ha explicado que esta acción tiene el propósito de bajar los precios de los lubricantes para de este modo liberar a los trabajadores.

Por otro lado Chávez ha adelantado que confiscara, sólo durante el mes de octubre, 250.000 hectáreas de tierras consideradas improductivas, para estimular así la producción agrícola y la soberanía en el marco de la alimentación.

Este mes, las autoridades han expropiado la empresa hispano- venezolana Agroisleña al considerarla un oligopolio que provoca que suban los precios de los alimentos dentro del país.

La compañía, dedicada a la distribución y venta de productos agroquímicos, proporciona el 80% de los insumos agrícolas necesarios para el cultivo de las hortalizas en Caracas, lo que ha hecho que el mandatario venezolano lo considerara como un oligopolio.

Chávez ha declarado a los medios locales que este proceso tendrá una duración de tres meses y permitirá conseguir una mayor seguridad agroalimentaria además de reducir costos en la producción de alimentos al eliminar las cadenas de intermediarios.

Al cierre de esta edición, ninguna fuente oficial venezolana había respondido a los requerimientos de Americaeconomica.com en los que se solicitaba su opinión sobre el proceso de nacionalizaciones y las palabras del presidene de Fedecamaras.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA