Confianza en el futuro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tres de las principales personalidades ‘económicas’ de México, Carlos Slim, Agustín Casterns y Ernesto Cordero, se muestran convencidos de que en sólo una década el país saldrá del subdesarrollo. Además, los últimos datos macroeconómicos parecen apuntalar una tendencia virtuosa que, según los analistas consultados por Americaeconomica.com, continuará a largo plazo. Las tres mayores personalidades de la economía mexicana, Carlos Slim, Agustín Casterns y Ernesto Cordero, han apostado por que el país salga del subdesarrollo en unos diez años. Una serie de datos publicados durante esta semana son muestra del buen desempeño que ha tenido la economía mexicana durante los últimos años. Según la opinión de los analistas consultados por esta publicación, esta tendencia continuará a largo plazo.

El presidente del Banco Central de México, Agustín Casterns, ha declarado que, si se impulsan las reformas estructurales para desarrollar el mercado interno y la generación de empleo, el país centroamericano tiene el potencial de crecer de forma sostenida hasta en un 6%. Por su parte, el magnate Carlos Slim, uno de los empresarios más ricos del mundo, ha apostado porque México pueda romper con la barrera del subdesarrollo en unos diez años, cuanto más si se incentiva la inversión privada. Y el ministro de Hacienda, Ernesto Cordero, ha comentado que el país tiene todas las papeletas para poder crecer con estabilidad.

Estas declaraciones se han producido durante el 45 aniversario del Grupo Financiero Inbursa, controlado al 100% por Carlos Slim. Y han supuesto el colofón de una semana en la que el Banco Central de México ha publicado una serie de noticias que pueden inyectar un aire de confianza sobre el país.

La semana comenzó con la publicación del último informe de política monetaria del Banco Central del año. En este informe el organismo emisor ‘derretía’ las dudas que habían colapsado los comentarios de los analistas, inversores y economistas. Durante los días previos a esta publicación, los actores económicos manejaban la posibilidad de que el instituto supervisor redujera las tasas de interés de referencia, que se mantienen desde hace algo más de un año en un 4,5%. Los expertos del sector manejaban esta hipótesis debido a que las tasas de los bonos del Estado a corto plazo rozaban mínimos históricos y a que la divisa mexicana se ha revaluado últimamente de una forma importante por la entrada de capitales extranjeros.

Sin embargo, el comunicado de política monetaria del Banco Central acabó con todas estas especulaciones al eliminar la posibilidad del recorte de las tasas. Es más, el instituto emisor maneja la posibilidad de subirlas, previsiblemente, en marzo del año que viene.

Luis Flores, economista ‘senior’ de la entidad financiera mexicana IXE, ha comentado a Americaeconomica.com que esta actuación del organismo emisor pone de manifiesto dos cosas. “La primera, que la economía se recupera, por lo que el Banco Central no puede bajar las tasas sino que, por el contrario, debería subirlas. Por otra parte, parece que se modera la entrada de capital extranjero”.

“Otro reflejo del crecimiento económico sostenido de México es el aumento en la generación de empleo”, según confirmó a esta publicación Carlos González, analista de IXE. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha elaborado un estudio en el que afirma que hasta el pasado mes de octubre, el empleo formal sumó 14 millones 732.170 personas, lo que significó la creación de 850.889 empleos durante los diez primeros meses del año.

Además, según un informe elaborado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp) de México, 2010 se cerrará con 700.000 fuentes de trabajo, cifra que sería la más alta desde 1996. Además, México tiene una tasa de desempleo que, si bien los analistas consideran alta, roza apenas un 5,7%. Un dato que contrasta con el paro que vive España, que asciende a un 20,7%, según los últimos datos publicados.

Sin embargo, según el informe anual sobre pobreza en Latinoamérica elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la tasa de pobreza de México ha subido del 31,7% en 2006 al 34,8% en 2008, el último año registrado. Esta cifra contrasta con la del resto de la región, donde los datos muestran una reducción del número de personas situadas bajo la línea de pobreza en 2010 y el retorno a datos similares a los de 2008, antes de que estallara la crisis financiera global.

Al respecto, analistas consultados por este diario han recordado que el presidente de México, Felipe Calderón, ha declarado que la tasa de pobreza aumentó durante los trimestres más complicados de la crisis, pero en un porcentaje menor al que representó el incremento del Producto Interior Bruto (PIB) del país. Además, ha defendido también que la pobreza disminuye en la actualidad a tasas superiores al mismo crecimiento del PIB, lo que significa que, poco a poco, se planta cara a esta cuestión.

Son datos éstos que demuestran, según la opinión de los expertos consultados por Americaeconomica.com, que México se recupera y que lo hará durante los próximos años, si bien todavía quedan algunas cuestiones que solucionar para que el país pase a ser una nación desarrollada. Entre ellos, precisamente, reducir la pobreza del país, e incrementar la tasa de alfabetización, para lo que es necesario incidir en la calidad de la educación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA