Con las elecciones a la vista

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A tres semanas de las elecciones de Honduras, el Partido Libre, con el expresidente Manuel Zelaya a la cabeza, se ha convertido en la única opción posible frente al oficialismo. De hecho, los industriales apuestan por ellos y, en concreto, por su candidata Xiomara Castro, la mujer de Zelaya. A tres semanas de las elecciones de Honduras, el Partido Libre, con el expresidente Manuel Zelaya a la cabeza, se ha convertido en la única opción posible frente al oficialismo. De hecho, los industriales apuestan por ellos y, en concreto, por su candidata Xiomara Castro, la mujer de Zelaya.

De ello se hace eco el diario español El País, que comenta que muchos son los que han querido dar su opinión con un empate técnico entre el candidato oficial, Juan Orlando Hernández y Castro y el resto de candidatos a doce puntos de distancia.

Como por ejemplo Adolfo Facussé, el presidente de la Asociación Nacional de Industriales, que agrupa alrededor de 600 empresas grandes y de tamaño medio, que se ha posicionado claramente por la ex primera dama.

Facussé formar parte de una de las estirpes empresariales más poderosas del país y que siempre ha sido considerado por del Departamento de Estado de EEUU como uno de los artífices del golpe que derrocó hace cuatro años a Zelaya. En su momento habló de ello como un mal menor.

A día de hoy parece que su opinión ha cambiado un poco porque considera a la opción oficialista como parta de un régimen totalitario. En su opinión, Juan Orlando Hernández es “un pequeño dictador en ciernes”, de ahí la necesidad de cambiar.

En Honduras, dos terceras partes de la población sobreviven con menos de dos dólares al día, unos 1.800.000 más que hace cuatro años. Pero sigue siendo un país en quiebra.

Según un estudio publicado el pasado miércoles por el Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Washington, el crecimiento anual del Gobierno de Zelaya fue de un 5,7% mientras en la actual legislatura solo llegó al 3,5%.

Para el sociólogo hondureño Eugenio Sosa, este giro ideológico se enmarca dentro de la coyuntura actual donde cabría una victoria de Castro con un congreso fragmentado en nueve fuerzas políticas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA