Compás de espera

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los inversores internacionales parecen haber moderado sus ventas de deuda española, a juzgar por los últimos datos publicados desde el Tesoro público. Entre marzo y abril los tenedores de bonos no residentes redujeron su exposición a los bonos del Estado en apenas 6.173 millones de euros, una cifra que queda muy lejos de la registrada en períodos anteriores. Los inversores internacionales parecen haber moderado sus ventas de deuda española, a juzgar por los últimos datos publicados desde el Tesoro público. Entre marzo y abril los tenedores de bonos no residentes redujeron su exposición a los bonos del Estado en apenas 6.173 millones de euros, una cifra que queda muy lejos de la registrada en períodos anteriores.

Por ejemplo, entre febrero y marzo la exposición de estos inversores se redujo en 24.994 millones de euros, y entre enero y febrero, en 24.832 millones de euros. La exposición actual de estos tenedores es de 213.428 millones de euros en total; un 37,31% del total de la deuda emitida a fecha de abril: 572.061 millones de euros.

El Tesoro español tuvo que asumir el mes pasado unos vencimientos valorados en 26.000 millones de euros. Por contra, esta semana logró superar el máximo previsto en la subasta de letras a tres y seis meses que celebró pasado martes, con la adjudicación de 2.525 millones de euros frente al objetivo de entre 1.500 y 2.500 millones, aunque tuvo que incrementar una vez más los intereses.

Además, el Tesoro celebrará el próximo 4 de junio una subasta de liquidez para entidades financieras creadoras de mercado y autorizadas, la quinta este año, según ha publicado este viernes el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El periodo de vigencia de la operación abarca del 6 al 10 de junio, de modo que las entidades participantes recibirán los fondos en la primera de esas fechas y los devolverán en la segunda.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA