Colombia firma un TLC con Canadá a la espera de EEUU

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A EEUU se le está pasando el arroz, pero ello no ha impedido a Colombia seguir buscando alianzas comerciales con otros países, como ha sido el caso de Canadá. El Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional canadiense notificó a la Cancillería colombiana que ha cumplido los requisitos internos necesarios, por lo que el próximo 15 de agosto entrará en vigor el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países. A EEUU se le está pasando el arroz, pero ello no ha impedido a Colombia seguir buscando alianzas comerciales con otros países, como ha sido el caso de Canadá. El Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional canadiense notificó a la Cancillería colombiana que ha cumplido los requisitos internos necesarios, por lo que el próximo 15 de agosto entrará en vigor el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países.

A partir de esa fecha, el 98% de las exportaciones colombianas podrán entrar al mercado canadiense sin pagar aranceles, lo que aumentará su competitividad frente a otros proveedores del país norteamericano. De la misma manera, Colombia abrirá su mercado a los bienes del país norteamericano. En algunos casos entrarán de inmediato sin pagar aranceles y en otros comenzará el proceso de desgravación hasta que la tarifa llegue a cero. Maquinaria y equipos industriales, entre otros, se beneficiarán de la liberalización de ese impuesto.

Se trata del segundo acuerdo comercial que se pone en marcha con un país desarrollado. Hace menos de un mes lo concretó con Suiza. En vistas de que EEUU no se lanza a firmar un TLC con Colombia, Suiza sí lo ha hecho. El próximo 1 de julio entrará en vigor el acuerdo comercial entre Colombia y Suiza. El anuncio lo hicieron el ministro de Comercio colombiano, Sergio Díaz-Granados, y la secretaria de Estado suiza para asuntos económicos Marie-Gabrielle Ineichen. Un hecho significativo para los colombianos, ya que se trata del primer convenio vigente con una economía desarrollada. Colombia intenta desde hace tiempo concretar un acuerdo con EEUU, pero las autoridades del país no terminan de convencerse del todo.

A partir del 1 de julio miles de productos colombianos podrán ingresar al mercado suizo sin pagar aranceles. Equipos de transporte, vehículos y alimentos, son algunos de los sectores que se verían beneficiados. El ministro colombiano, Díaz-Granados señala que el turno es ahora para los empresarios del país, que deberán aprovechar las oportunidades de negocios que representa este TLC.

Suiza será el primer país desarrollado en poner en marcha un acuerdo comercial con Colombia. Se trata de un mercado en expansión, ya que se espera obtener grandes beneficios económicos de esta alianza. Según las cifras del Ministerio de Comercio, entre 2003 y 2005 el negocio global colombo-suizo bordeaba los 300 millones de dólares (211 millones de euros), en 2006 llegó a 807 millones de dólares (570 millones de euros) y, en 2009, superó la barrera de los 1.000 millones de dólares (706 millones de euros).

Los productos colombianos más vendidos a Suiza son los mineros que, en conjunto, representaron el 84% de las exportaciones en 2010, mientras que el segundo grupo de productos en importancia en ventas correspondió a química básica. Estas exportaciones corresponden al 12% del total. Por otro lado, las importaciones colombianas originarias de Suiza son fundamentalmente de maquinaria y equipo, un 46,5% y productos de la química básica con un 39,9%.

Que ya haya fecha para el TLC con Canadá se convierte en otra presión para que el Congreso estadounidense apruebe el mismo acuerdo comercial con Colombia. La ratificación lo antes posible de este acuerdo, que lleva estancado cinco años, traerá beneficios para la economía del país norteamericano. Por lo que el gobierno del inquilino de la Casa Blanca debe actuar con rapidez para evitar el descarrilamiento de su política comercial.

El Gobierno del ex presidente George Bush negoció el acuerdo comercial con Colombia, que ambos países firmaron en noviembre de 2006. Pero los demócratas, que ganaron el control del Congreso en las elecciones del mismo mes, rebatieron fuertemente el pacto, argumentando que el entonces presidente colombiano Álvaro Uribe no había tomado medidas suficientemente intensas para proteger los derechos de los trabajadores y evitar los asesinatos de líderes sindicales por parte de paramilitares y otros grupos de derecha.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA