Chávez subirá el precio de la gasolina si gana las elecciones de 2012

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En Venezuela, en ocasiones, los mensajes políticos se lanzan de forma críptica o indirecta. El precio subvencionado de la gasolina es un tema candente históricamente en el país sudamericano, y uno de los ministros más importantes de Hugo Chávez, el de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, ha declarado ante los medios que “la lógica reclama” una subida de los precios del combustible y de la luz. Algo que Chávez no puede hacer ahora, ya que se está preparando para las elecciones de 2012, pero que sí estudiará una vez haya conseguido la reelección. En Venezuela, en ocasiones, los mensajes políticos se lanzan de forma críptica o indirecta. El precio subvencionado de la gasolina es un tema candente históricamente en el país sudamericano, y uno de los ministros más importantes de Hugo Chávez, el de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, ha declarado ante los medios que “la lógica reclama” una subida de los precios del combustible y de la luz. Algo que Chávez no puede hacer ahora, ya que se está preparando para las elecciones de 2012, pero que sí estudiará una vez haya conseguido la reelección.

“El presidente Chávez no ha considerado prudente hacerlo en este momento, pero en su momento, al igual que en el caso de la gasolina, habrá que hacer esos ajustes que la propia lógica reclama”, han sido la palabras exactas de Rodríguez ante los medios. El combustible se encuentra fuertemente subvencionado en Venezuela, una situación que el ministro considera que debe cambiar, al menos progresivamente.

En una comparación explicativa, Rodríguez ha señalado que “una botellita de agua” de 250 centilitros “es tan costosa o más costosa” que 50 litros de gasolina. “Esto es irracional y en su momento habrá que hacer esos ajustes”, ha señalado al respecto, para después recordar que la electricidad está asimismo bajo subvención y que en ese campo podrían efectuarse también modificaciones que elevarían los precios.

En estos momentos, Chávez no puede ponerse manos a la obra en ese sentido, ya que el aumento de la gasolina y la electricidad supondrían unas medidas muy impopulares que podrían lastrar su carrera presidencial hacia la reelección en los comicios del próximo año. Sin embargo, en las palabras de Rodríguez puede leerse que una vez que el mandatario haya revalidado su posición en la urnas, el tema será abordado, ya sin la presión de las elecciones.

Hablar de un aumento del precio de la gasolina es un tema tabú en Venezuela. Tal vez por eso, el Gobierno de Hugo Chávez ya buscó medidas menos impopulares de limitar el impacto negativo que los subsidios al carburante tienen en los resultados de Pdvsa, la petrolera nacional, a principios de año. Su propuesta tenía que ver con una reducción paulatina del consumo hasta los 100.000 barriles diarios.

En febrero, las autoridades bolivarianas expresaron con este movimiento que la gasolina en Venezuela es la más barata del mundo, pero le cuesta dinero al Estado. «Cada vez que tú llenas el tanque de gasolina, están echándole la más barata del mundo; y el Gobierno te está subsidiando más del 90% de lo que realmente cuesta», aseguró Chávez, a lo que su ministro de Energía, Rafael Ramírez, añadió que «para el 2011 tenemos la meta de bajar el consumo interno en 100.000 barriles por día».

La cuestión del aumento del precio del carburante se convirtió en un tabú con el llamado “Caracazo”. El 27 de febrero de 1989, durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, miles de personas inundaron Caracas para protestar por un paquete de medidas liberalizadoras, dictadas por el Fondo Monetario Internacional, que incluía el aumento del coste de la gasolina en un 30%. Las cifras divergen, pero entre 300 y 500 personas fallecieron a causa de la represión policial, algo que ha quedado grabado en la memoria colectiva venezolana.

Ahora, el Gobierno de Chávez lanza señales a la población de que será necesario reducir los fuertes subsidios que se aplican a la energía para que pueda tener los bajos precios que tienen, porque la situación no es sostenible. Sin embargo, el mandatario bolivariano está andando con pies de plomo para no soliviantar a la población en un momento en el que necesita su apoyo para vencer con solvencia en las elecciones de 2012.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA