Caída en las expectativas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco Central Brasileño ha reducido desde el 3,1% anterior hasta un 2,7% su previsión para el crecimiento del país este año. La inflación para 2013 ha avanzado desde un 6% previo hasta el 5,7% actual. El Banco Central Brasileño ha reducido desde el 3,1% anterior hasta un 2,7% su previsión para el crecimiento del país este año. La inflación para 2013 ha avanzado desde un 6% previo hasta el 5,7% actual.

Estas nuevas previsiones han aparecido en el Informe Trimestral de Inflación divulgado hoy por el organismo emisor y revisan a la baja las que habían sido anunciadas en abril.

La prensa latinoamericana ha comentado que el crecimiento de Brasil lleva cayendo desde el pasado mes de mayo, cuando el Gobierno aseguró que la economía del país sólo había crecido un 0,6% en el primer trimestre del año, por debajo de las expectativas de los analistas y del Gobierno.

De hecho, cuando el ministro de Hacienda, Guido Mantega, presentó estos datos, admitió que el Gobierno tendrá que revisar hacia abajo también su previsión para el año, que es de 3,50%.

Todo esto, tal y como ha señalado la prensa de la zona, hace que el Banco Central ya no apueste por la fuerte recuperación que se esperaba para el 2013, aunque si una ligera mejora tras las desaceleraciones que se han vivido en los dos últimos años.

De hecho, tras haber registrado la economía brasileña una expansión del 7,5% en 2010, este fue solo del 2,7% y el 0,9% en 2011 y 2012, respectivamente.

El Banco Central ha señalado en su último informe que “los indicadores de actividad económica relativos al segundo trimestre de 2013 sugieren un proceso de expansión, sustentado por la retomada de la producción industrial, con repercusiones sobre el sector de servicios”.

El organismo ha considerado también que la economía crecerá este año más que en 2012 gracias al “comportamiento de la producción agrícola; la continuidad de la expansión del consumo de las familias, favorecido por los programas de transferencia de renta y por el aumento de la renta real; y las perspectivas favorables para la inversión”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA