«Buitres» sobre Grecia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los especuladores llevan varios días haciendo negocios con la delicada situación de Grecia. Con la excusa que de las negociaciones entre la patronal bancaria mundial (IIF) y las autoridades helenas, han entrado en su tercera ronda consecutiva para establecer una quita en los bonos del país, mientras los fondos de alto riesgo están operando con un gran número de productos financieros vinculados al país mediterráneo. Los especuladores llevan varios días haciendo negocios con la delicada situación de Grecia. Con la excusa que de las negociaciones entre la patronal bancaria mundial (IIF) y las autoridades helenas, han entrado en su tercera ronda consecutiva para establecer una quita en los bonos del país, mientras los fondos de alto riesgo están operando con un gran número de productos financieros vinculados al país mediterráneo.

«Hay mucha gente aprovechando para comprar bonos y CDS griegos a buen precio, y que no tienen intención de participar en las negociaciones», explica un gestor de un hedge fund afincado en Suiza. El caso de los seguros contra el impago de la deuda (CDS) es preocupante, pues si la patronal bancaria mundial -los principales acreedores de Grecia- no logra que la mayoría de los tenedores de bonos helenos se muestre de acuerdo con una quita de hasta el 70% (según los últimos comentarios), estos seguros se activarían.

Los CDS los puede tener cualquiera. No es necesario tener bonos griegos para acceder a la contratación de seguros contra el impago de los mismos. De ahí que la preocupación de las autoridades monetarias internacionales sea evidente: no se sabe ni cuántos hay ni dónde están, al cotizar en mercados no regulados. Así que un impago griego que no esté acordado con los acreedores conllevaría, quizá, una hecatombe financiera.

Porque los tenedores de CDS que no tengan deuda griega, o que tengan menos deuda griega, cobrarían lo establecido en el CDS sin asumir pérdidas o sin asumir tantas pérdidas. Los analistas del banco francés BNP Paribas consideran que hay un 75% de posibilidades de que la quita de deuda griega no sea voluntaria. De hecho, las negociaciones ya se están alargando más de lo previsto, pues una fuente del Ministerio de Finanzas griego consultada por este periódico a principios de la semana aseguró que el jueves las conversaciones ya habrían finalizado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA