Arnica financiera

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Mientras se recrudece la tensión diplomática entre Colombia y Venezuela, el equipo económico del Gobierno de Bogotá, todavía presidido por Uribe, intenta compensar a los empresarios golpeado por el conflicto. En especial a los que operan cerca de la frontera entre ambos países, que son los más damnificados por el bloqueo comercial impuesto por Hugo Chávez desde hace más de un año. Mientras se recrudece la tensión diplomática entre Colombia y Venezuela, el equipo económico del Gobierno de Bogotá, todavía presidido por Uribe, intenta compensar a los empresarios golpeado por el conflicto. En especial a los que operan cerca de la frontera entre ambos países, que son los más damnificados por el bloqueo comercial impuesto por Hugo Chávez desde hace más de un año.

El Banco de Comercio Exterior de Colombia (Bancóldex), de titularidad pública, será el encargado de ofrecer créditos de unos 50.000 millones de pesos (20 millones de euros) para todos aquellos empresarios locales que necesiten refinanciar sus deudas, pagar sus obligaciones atrasadas e iniciar nuevos proyectos.

Según declaraciones recogidas por el diario El Espectador del presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas (Acicam), Luis Gustavo Flórez, “entre enero y marzo de este año, las ventas han disminuido un 95% en el Norte de Santander (departamento colombiano)” lo que demuestra los problemas que está ocasionando las diferencias entre los dos países a los comerciantes de la zona.

Una de estas otras medidas son la creación de una zona franca que recorrerá los 37 municipios colombianos que hacen frontera con Venezuela y que forman parte de los departamentos de Boyacá, Cesar, La Guajira, Norte de Santander, Arauca y Vichada.

Estas zonas francas, decretadas por el todavía presidente Álvaro Uribe, estará libre de impuestos lo que puede llegar a provocar, según la opinión de expertos consultados por Americaeconomica.com, que los compradores venezolanos crucen la frontera para encontrar productos a precios más baratos que si los compraran dentro de su territorio.

Las mercancías que podrán ponerse a la venta serán exclusivamente alimentos, calzado, confecciones, materiales de construcción y electrodomésticos.

Los comerciantes beneficiados por estas medidas han mostrado al Gobierno Nacional su satisfacción por estas medidas tomadas. Así lo ha expresado el director de la Cámara de Comercio (el gremio más importante de comerciantes de La Guajira), Álvaro Romero Guerrero, quién además indica que es necesario establecer una reunión con sectores de la dirigencia departamental.

El Gobierno Venezolano, al cierre de esta edición, no se ha pronunciado al respecto. Algunos expertos creen que no se han pronunciado todavía sobre este tema por que les preocupa solucionar antes de todo las acusaciones que ha vertido el Gobierno, presidido hasta el 7 de Agosto por Uribe, de que Venezuela acoge a guerrilleros que atentan contra Colombia dentro de su territorio.

Mientras tanto, la tensión entre los dos países de América Latina continúan, ya que los ministros de Exteriores de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) han ‘fracasado’ en su intento mediar para superar el enfrentamiento entre Bogotá y Caracas.

Ninguno de los diplomáticos reunidos durante cuatro horas en Quito (Ecuador) han conseguido que el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, y su homólogo de Colombia, Jaime Bermúdez, olvidaran el cruce de acusaciones que les separa.

Ahora les tocará mover hilos a los jefes de Gobierno de sus respectivos países para terminar con el estancamiento en el que ha caído la crisis diplomática entre los dos países.

Bermúdez ha afirmado que en la reunión mantenida en Quito por los miembros de Unasur se había conseguido redactar una declaración prácticamente consensuada por todos los ministros presentes, pero que Venezuela se opuso a última hora por lo que dio al traste con todo.

El Canciller colombiano ha explicado que su país no busca mediación de nadie para resolver la crisis, sino un mecanismo que impida que los guerrilleros se refugien en el país vecino.

El tiempo dirá como acaba este ‘culebrón veraniego’, pero todo parece indicar que las cosas seguirán del mismo modo, por lo menos, hasta que Juan Manuel Santos se convierta en el nuevo presidente de Colombia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA