A dos bandas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La visita del presidente Obama México y la victoria de Brasil para dirigir la OMC vuelven a poner a ambos países en lados contrarios para hacerse con la hegemonía de América Latina. La visita del presidente Obama México y la victoria de Brasil para dirigir la OMC vuelven a poner a ambos países en lados contrarios para hacerse con la hegemonía de América Latina.

Tal y como comentan en el diario español El País, se trata de un duelo entre dos liderazgos y dos proyectos nacionales que, según comentan varios analistas, no terminan de estar definidos a escala internacional.

Aunque el nombramiento de Roberto Azevêdo durante ocho años como presidente de la Organización Mundial de Comercio parece darle puntos al país de Dilma Rousseff. Esto no ha hecho más que desalentar a los mexicanos, cuyo candidato contaba con el apoyo de la Unión Europea y EEUU.

Según ha comentado Luis Miguel González, director del diario mexicano El Economista, México ha sido demasiado ortodoxo cuando ahora se apuesta por enfoques mucho más heterodoxos.

Además, según el profesor del Colegio de México, Gerardo Esquivel ha añadido otras razones, “a favor de Azevêdo jugaba que pudo ‘cabildear’ desde dentro”. Por su parte, el exportavoz del presidente Vicente Gox señala que México “esta demasiado centrado en EEUU y Canadá, mientras que Brasil ha apostado por otros países”.

Aunque en el medio español también han querido señalar las bonanzas del país que preside Peña Nieto y ha comentado que las tornas parecen haber cambiado, pues el presidente priista parece más interesado en diversificar sus apoyos.

Esquivel ha manifestado que “Peña Nieto vuelve a mirar al sur, aunque no a todo, pues sobre todo se ha centrado en Chile, Perú y Colombia. No veo mayor relación con Brasil o Argentina, más allá de que este presidente tengan una aproximación más pragmática y menos sanguínea e ideológica que Calderón en los conflictos bilaterales”.

Otra de las bazas de México parece ser el apon del presidente estadounidense, Barack Obama, que ha hablado de “un nuevo Méxic emergente”.

En cualquier caso, y pese a sus bonanzas y debilidades, México y Brasil siguen compitiendo a la hora de hacerse con un asiento en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA