Movimientos sociales de Panamá, con la huelga bajo la manga

Bandera de Panamá

Bandera de Panamá

Movimientos sociales de Panamá suspendieron el domingo un paro que llevaban adelante hacía 20 días en la provincia de Colón (centro) tras lograr un acuerdo con el Gobierno, pero advirtieron que siguen de cerca su cumplimiento y que, de verse decepcionados, retomarán la huelga.

El paro fue organizado desde mediados de mayo por la Coalición por la Unidad de Colón (CUCO).

El gremialista del sector transporte y uno de los líderes del movimiento popular que impulsó la protesta, Edgardo Voitier, manifestó a medios locales que por el momento corresponde monitorear durante un mes las promesas gubernamentales y de existir insatisfacción volverían a la huelga.

DEMANDAS Y PROMESAS

La construcción del Hospital «Manuel Amador Guerrero», obra detenida hace 10 años, encabezó el pliego de demandas presentado por CUCO.

En el propio orden constructivo figuran la reactivación de los trabajos de edificación del estadio de béisbol «Roberto Mariano Bula», el Centro de Arte y Cultura en el antiguo Colegio Abel Bravo, así como la rehabilitación de siete colegios oficiales, entre otros inmuebles necesarios para la población de la provincia atlántica.

El ministro encargado de Trabajo y Desarrollo Laboral, Roger Tejada, quien participó en las negociaciones por el oficialismo. prometió el desarrollo del programa de empleo «Capacítate para el trabajo, Colón», con el objetivo de facilitar la preparación académica e incentivar la creación de plazas de labor.

El Ejecutivo procederá al congelamiento de los precios del combustible destinado al transporte público de pasajeros y para vehículos con matrícula comercial terrestre en 3,95 dólares el galón (3,7 litros).

La nota formal que puso fin al paro de labores contempla gran parte de las promesas, programas y proyectos sociales pactados desde noviembre de 2021, y cuya falta de ejecución denunciaba el movimiento.

En el marco de la mesa de diálogo instalada en torno al conflicto, Tejada afirmó que su cartera impulsaba un trato con la Minera Panamá, la cual debía ofrecer cerca de 1.500 empleos, mientras la Zona Libre de Colón aportaría al menos 300 nuevos puestos laborales.

Las negociaciones desembocaron en la creación de una comisión tripartita (organizaciones civiles, sector privado y Gobierno) encargada de velar por el cumplimiento de los acuerdos.

PÉRDIDAS

En 180 millones de dólares fueron calculadas las pérdidas económicas que dejó el paro solo en la Zona Libre de Colón, la más grande del continente.

Todavía están por conocerse las afectaciones causadas a los puertos marítimos, el comercio, tanto en la ciudad de Colón como su periferia, así como el ferrocarril.

Unos 4.000 estudiantes vieron interrumpidas las actividades académicas por la participación d ellos docentes en el paro.

PLAN DE ESTADO

«En los tiempos en que vivimos, las empresas deben no solo dar empleos sino también ser socialmente responsables, con líderes comprometidos en dar la milla extra», escribió en un texto divulgado el lunes por varios medios de prensa el presidente de la Cámara de Comercio de Colón, Michael Chen

El directivo convocó a trabajar para garantizar un verdadero desarrollo sostenible a través del tiempo, capaz de traspasar quinquenios.

Dijo que ese territorio necesita con urgencia un plan de Estado, y no de gobierno.

La provincia de Colón exhibe el PIB más alto de la región de América Central y Panamá según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo INEC.

En su territorio tienen lugar las operaciones de la vertiente atlántica del canal interoceánico, y además de la Zona Libre cuenta con tres puertos y la mayor mina de cobre a cielo abierto de Centroamérica.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA