Un paso más

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La visión, la explicación del universo ha tenido distintas etapas. Primero fue la visión aristotélica. Después la de Galileo, Kepler y Copérnico. Más tarde, la relatividad de Einstein. Pero el universo sigue presentando una serie de incógnitas que no es fácil explicar. Ahora, un físico y matemático Roger Penrose ha lanzado la idea de que no puede haber un “antes” del Big Bang ya que los mismos espacio y tiempo se crearon, igual que la materia durante aquella gran explosión. Actualmente, Penrose es profesor emérito de Matemáticas en la Universidad de Oxford. Autor de numerosas publicaciones y trabajos de investigación ha escrito multitud de libros y artículos. De su múltiple producción, cabe destacar dos libros “La Nueva Mente del Emperador” y “Las sombras de la mente: hacia una comprensión científica de la consciencia”. La visión, la explicación del universo ha tenido distintas etapas. Primero fue la visión aristotélica. Después la de Galileo, Kepler y Copérnico. Más tarde, la relatividad de Einstein. Pero el universo sigue presentando una serie de incógnitas que no es fácil explicar. Ahora, un físico y matemático Roger Penrose ha lanzado la idea de que no puede haber un “antes” del Big Bang ya que los mismos espacio y tiempo se crearon, igual que la materia durante aquella gran explosión. Actualmente, Penrose es profesor emérito de Matemáticas en la Universidad de Oxford. Autor de numerosas publicaciones y trabajos de investigación ha escrito multitud de libros y artículos. De su múltiple producción, cabe destacar dos libros “La Nueva Mente del Emperador” y “Las sombras de la mente: hacia una comprensión científica de la consciencia”.

Ahora, en un reciente artículo, analiza los datos del satélite WMAP y afirma que ciertos patrones circulares que aparecen en el fondo de microondas cósmico sugieren que el espacio y el tiempo no empezaron a existir en el Big Bang, sino que nuestro universo existe en un ciclo continuo de “rebotes” que él llama “eones”. Lo que actualmente percibimos como nuestro universo no es más que uno de esos eones. Hubo otros antes del Big Bang y habrá otros después.

Por si todo esto fuese poco, un reciente estudio publicado en “Nature” y realizado por Christian Marinoni y Adeline Buzzi, dos físicos de la Universidad de Provence (Francia) vuelve a cuestionar la teoría del universo plano. Lo que les conduce a haber encontrado una posible llave para comprender la energía oscura.

La importancia de nuestro tipo de materia (materia barionica) ha sido desplazada primero por la materia oscura, de la que hay mucho más y después por la energía oscura, de la que hay más todavía. El concepto de energía oscura hizo desaparecer diversos problemas. Todo ello condujo a que, como el universo está acelerando en lugar de desacelerar, el cálculo aproximado de la antigüedad del universo se sitúa, aproximadamente, en 13,7 mil millones de años, que es más largo, pero mucho más, que la antigüedad que se calcula que tiene cualquier estrella. El universo actual está compuesto por materia barionica, materia oscura y energía oscura. La proporción de bariones a fotones es aproximadamente de media milmillonésima, lo que significa que solo hay un barion por cada dos mil millones de fotones. Luego, cualquier teoría de la producción de bariones en los comienzos del universo debe explicar este pequeño número. Si comparamos la materia oscura con la energía oscura llegamos a la conclusión de que la densidad de la energía oscura es un poco más del doble de la densidad de la materia oscura. La expansión del universo hace que disminuya la densidad de materia oscura. Luego, con el tiempo, el universo se expandirá lo suficiente para que la densidad de materia oscura, y de la materia barionica, sea una minúscula fracción de la densidad de la energía oscura. En los comienzos, la densidad de la energía oscura era una minúscula fracción de la densidad de la materia oscura. En consecuencia, parece que vivimos en un momento muy especial de la historia del universo, la época en que ni la materia oscura, ni la energía oscura son despreciables. Puede ser que todo esto sea una simple coincidencia. Pero, de momento, podemos confiar en que en el futuro se pueda hallar una teoría de la energía oscura que explique esta coincidencia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA