Un mal momento para los vehículos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las ventas de vehículos van mal. En noviembre, la caída alcanzó un 25,5% con respecto al mismo periodo del año anterior, según confirmaron las asociaciones de fabricantes (ANFAC) y de vendedores (GANVAM), al matricularse 64,515 automóviles. Los dos sectores más perjudicados por la crisis son la automoción y la construcción. Lo que, lógicamente, repercute en la industria siderúrgica. Pues para construir vehículos y edificios se necesita acero. Si los fabricantes de coches no producen y las empresas constructoras no edifican, no compran materia prima. Y, en definitiva, todo ello acaba padeciéndolo la industria siderúrgica. Las ventas de vehículos van mal. En noviembre, la caída alcanzó un 25,5% con respecto al mismo periodo del año anterior, según confirmaron las asociaciones de fabricantes (ANFAC) y de vendedores (GANVAM), al matricularse 64,515 automóviles. Los dos sectores más perjudicados por la crisis son la automoción y la construcción. Lo que, lógicamente, repercute en la industria siderúrgica. Pues para construir vehículos y edificios se necesita acero. Si los fabricantes de coches no producen y las empresas constructoras no edifican, no compran materia prima. Y, en definitiva, todo ello acaba padeciéndolo la industria siderúrgica.

Entre enero y noviembre de este año se matricularon en España 913,073 unidades, un 5,9% más que las 862,000 registradas en el mismo periodo del año pasado. Este crecimiento se debió a que los consumidores contaron con el Plan 2000E de ayuda a la compra de vehículos y, además, porque no había subido el IVA. Dentro de las clases de vehículos vendidos se encuentran los relacionados con las empresas de alquiler, con un descenso del 6,6% y el resto de empresas con un retroceso del 13,3%, puesto que en el mercado de particulares la caída fue del 40,8%. De hecho, en datos anuales, la venta a empresas de alquiler muestra un crecimiento del 68,4%, debido en gran parte a la gran caída, que este segmento registró durante el año pasado. Las ventas a empresas, por su parte, crecieron un 236% en los once primeros meses del año.

Pese a todos estos datos, el ejercicio de este año parece que va a acabar positivamente. Lo que se deberá en gran parte al “esfuerzo comercial” realizado por ANFAC y GANVAM. Ambas asociaciones recuerdan que, en estos momentos, comprar un vehículo cuesta un 5% menos que hace cinco años y un 20% menos que hace veinte años, pese a que la calidad, prestaciones y adelantos técnicos son muy superiores.

Todo ello repercute en la industria del acero. Lo que tiene una clara repercusión en el País Vasco, donde la siderurgia es muy fuerte. Así, la mayor empresa siderúrgica del mundo, Arcelor Mittal, que tiene tres acerías en Vasconia, Olaberria , Zumárraga y Bergara, se vio en la situación, en algún momento, de reducir su producción, nada menos que a la mitad. Por otra parte, otro gran grupo, Sidenor tuvo que recurrir a un expediente de regulación de empleo (ERE), que afectó a sus instalaciones guipuzcuanas de Azkoitia, Legazpi y Eljeta. La potente industria siderúrgica guipuzcuana se va manteniendo con dificultades, gracias a un permanente esfuerzo. Ello no es óbice para que Arcelor Mittal no haya descartado, en algunos momentos, tener que implantar un ERE, aunque siempre también procurando que este sea lo menos traumático posible y que más bien se reduzca a un conjunto de bajas incentivadas. Las empresas que mejor aguantan son las exportadoras y entre ellas las que suministran a sectores, tales como la energía o el transporte ferroviario, naval y aeronáutico. Una de ellas es Fundiciones del Estanda que, gracias a su diversificación de productos y mercados va aguantando en medio de la crisis. Pero la empresa produce aceros para la construcción, el automóvil y el sector ferroviario y vende en todo el mundo. En construcción, las ventas en Oriente Medio y en África compensan la ralentización en Europa, Asia y Estados Unidos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA