Sin Acuerdo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

No cabía ninguna duda que la historia tenía su final cantado, los ministros de Defensa y de Relaciones Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas- Unasur, no llegaron a un acuerdo sobre las bases de EEUU en Colombia. La reunión concluyó sin consenso y con Colombia fuertemente soportada en su posición de defensa de un acuerdo militar con Estados Unidos. No cabía ninguna duda que la historia tenía su final cantado, los ministros de Defensa y de Relaciones Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas- Unasur, no llegaron a un acuerdo sobre las bases de EEUU en Colombia. La reunión concluyó sin consenso y con Colombia fuertemente soportada en su posición de defensa de un acuerdo militar con Estados Unidos.

El canciller de Ecuador, Fander Falconí, detalló que la cita extraordinaria de los doce países miembros de la Unasur, que había sido convocada para delinear medidas de «confianza» y «seguridad» para la región, no logró ese cometido, situación que no se puede soslayar ni ocultar, existieron dificultades claras ya en el proceso de negociación, las posiciones antagónicas de Venezuela y Colombia acerca de la seguridad y confianza mutua en la región era el punto álgido del encuentro,la discusión se empantanó en el tipo de garantías que se requiere implementar para conseguir la consecución de un objetivo, en este caso de la no extra territorialidad» de un acuerdo militar.

Los ministros de los países aistentes encomendaron a Ecuador, como país secretario pro témpore, que convoque a una nueva reunión extraordinaria ministerial luego de la próxima asamblea general de la ONU, prevista a fines del mes. Colombia y Ecuador negociaron un acuerdo que se disponen firmar, mediante el cual tropas de Estados Unidos operarán desde siete bases militares colombianas en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, según precisaron sus gobiernos. Colombia explícitamente ha divulgado que está dispuesta a avanzar en las medidas de confianza y en las garantías en todos los temas a considerar, sin embargo propone que además se avance en temas como compra de armas, armamentismo, ejercicios, pruebas nucleares», refiriéndose específicamente a Venezuela, no debemos olvidar el reciente acuerdo entre Brasil y Francia,donde según Lula, El Amazonas, reservorio estratégico para Brasil, debe ser protegido y blindado fuertemente.

Evidentemente Colombia busca que debe haber garantías no sólo para uno sino para todos, no basta con pedir garantías para un asunto y dejar de lado las preocupaciones de los demás, en una directa referencia a Venezuela, que rechaza el convenio militar entre Bogotá y Washington mientras que Caracas compra armas a Rusia y firma convenios nucleares con Irán.

Así las cosas, la realidad es que a Suramérica se la observa en una desenfrenada carrera bélica, pocas veces vista, algún paño frío o el sentido común se fue de tapas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA