Ligera mejoria en la siderurgia española

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Por fin puede afirmarse que la industria siderúrgica en España está dando las primeras muestras de recuperación. Después de un semestre de pérdidas y un expediente de regulación de empleo (ERE), Arcelor Mittal ha manifestado que en el último trimestre ha abandonado los números rojos con un beneficio de 631 millones de euros entre los pasados julio y septiembre. Pese a este resultado, evidentemente positivo, la pésima evolución a lo largo del primer semestre ha dado lugar a que el gigante siderúrgico acumule todavía 697 millones de euros en números rojos en lo que va de año. Si la tendencia de recuperación se mantiene, esta empresa podría finalizar el ejercicio todavía en positivo. A pesar de todo, las ventas se mantienen en torno a los 11,305 millones de euros, frente a los 23,387 también millones del mismo periodo del año anterior. Inclusive, el beneficio del último trimestre de 631 millones se encuentra muy lejos de los 2,539 millones alcanzados entre julio y septiembre del pasado año. Por fin puede afirmarse que la industria siderúrgica en España está dando las primeras muestras de recuperación. Después de un semestre de pérdidas y un expediente de regulación de empleo (ERE), Arcelor Mittal ha manifestado que en el último trimestre ha abandonado los números rojos con un beneficio de 631 millones de euros entre los pasados julio y septiembre. Pese a este resultado, evidentemente positivo, la pésima evolución a lo largo del primer semestre ha dado lugar a que el gigante siderúrgico acumule todavía 697 millones de euros en números rojos en lo que va de año. Si la tendencia de recuperación se mantiene, esta empresa podría finalizar el ejercicio todavía en positivo. A pesar de todo, las ventas se mantienen en torno a los 11,305 millones de euros, frente a los 23,387 también millones del mismo periodo del año anterior. Inclusive, el beneficio del último trimestre de 631 millones se encuentra muy lejos de los 2,539 millones alcanzados entre julio y septiembre del pasado año.

Se llegó a la situación de que el 75% de los trabajadores del sector se encontró dentro del Expediente de Regulación de Empleo. Y la empresa ha estudiado la posibilidad de disminuir, en algún sentido, este aspecto tan negativo. Ya, durante el pasado año, la industria siderúrgica española produjo 18,6 millones de toneladas, lo que representa un 1,9% menos que en el ejercicio anterior. Pese a la caída de la demanda, las exportaciones permitieron contener el descenso de la producción. Es de esperar una mejora del consumo mundial, liderado por China y otros países de Asia, para un futuro inmediato. Se mantiene la debilidad de la demanda real en los principales sectores consumidores de acero, por lo que no se espera una recuperación significativa hasta la segunda mitad del año 2010.

La secretaria general del Ministerio de Industria ha manifestado que el último año ha sido “muy duro” para la economía y ha reconocido que su departamento no esperaba un deterioro como el que se ha producido. “Debo admitir que el diagnóstico era incompleto y que el ajuste es más grave de lo que preveíamos”, afirmó Teresa Santero, quien sostuvo que “la crisis pilló desprevenidos a todos los gobiernos”.

Pese a todos los datos, algunos bastante confusos, la Unión de Empresas Siderúrgicas (UNESID) piensa que “lo peor de la crisis ya ha pasado” y estima que habrá una “moderada” recuperación a final de año.

Todo esto a pesar de que los datos de los primeros siete meses del año son poco esperanzadores. Según un estudio de Unesid, “tras la pausa veraniega se ha venido experimentando un aumento de la demanda aparente de productos siderúrgicos, que ha permitido la reapertura de algunas instalaciones que habían tenido que parar su producción, lo que supondrá una moderada recuperación del consumo aparente en el cuarto trimestre”.

Esta débil recuperación del mercado ha permitido al grupo Acerinox volver a registrar resultados positivos a lo largo de un trimestre, tras cuatro consecutivos de pérdidas. El fabricante de acero inoxidable tuvo un beneficio neto consolidado de 19,4 millones de euros entre julio y septiembre. El grupo ha manifestado a través de sus directivos que “las circunstancias extremadamente negativas” sufridas desde el primer semestre del año pasado “han sido superadas”. Los resultados han sido calificados como “positivos”, lo que refleja la mejora de las condiciones del mercado, al tiempo que la consolidación de las subidas de precios y, especialmente, “la efectividad del plan de ajuste de costes acometido en los últimos doce meses”. Acerinox, en los nueve primeros meses, acumuló pérdidas de 235,61 millones, frente al beneficio de 125,4 también millones del mismo periodo del año pasado. Las ventas consolidadas se situaron en 2.210,4 millones de euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA