La hora de la verdad

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Como en las memorables veladas del Madison Square Garden, señores, choque de pesos completos, frente a frente el actual mandatario Barack Obama y el aspirante, representante del Partido Republicano, Mitt Romney. Como en las memorables veladas del Madison Square Garden, señores, choque de pesos completos, frente a frente el actual mandatario Barack Obama y el aspirante, representante del Partido Republicano, Mitt Romney.

El primer debate por la presidencia montado en la Universidad de Colorado, mostró al candidato republicano tomando la iniciativa, sorprendiendo con la guardia baja al actual mandatario, es así que los números, tan fríos, como reveladores, muestran que el 72% de los norteamericanos lo vio triunfador, en una ‘perfomance’ que vislumbró a propios y extraños, Romney logró el resultado que perseguía, una bocanada de aire fresco y reflotando sus ‘chances’ camino a la Casa Blanca. Las imágenes inequívocas mostraban al candidato republicano exponiendo con claridad supina sus argumentos mientras que el actual mandatario se veía anonadado e inseguro en sus respuestas, la muestra más elocuente se percibió al término del debate, mientras Romney se mantuvo en el estrado junto a su familia, Obama se retiró presuroso antes que se apagaran las cámaras.

Contra todos los pronósticos Romney se mostró más consustanciado con la problemática del estadounidense medio exponiendo de ese modo a que Obama cometiera errores en sus repuestas. El núcleo duro del debate fue la economía, en el tema impuestos, Romney aseveró que todo lo expuesto por Obama sobre el plan fiscal republicano es inexacto, negando que se solicite un recorte fiscal de 5 B y un aumento en las partidas militares, lo que he dicho es que no pondré en marcha un recorte de impuestos que aumente el déficit, aseverò el candidato republicano, rápido de reflejos el presidente Obama, replicó — el plan que propone Romney es igual al que llevó al país a la crisis, mientras que la apuesta demócrata juega al instrumentado por Clinton el que tan buenos resultados dio. La región no podía estar ajena, Romney propuso aumentar el comercio, apuntando a la creación de nuevos empleos.

La confrontación psicológica, de suma importancia en todo tipo de debate. favoreció al candidato republicano, mas enérgico, firme e involucrado, mientras que el actual presidente, por momentos lucía abatido, desinteresado, Romney fijaba su vista, enfocado, por momentos en Obama y hacia la audiencia, Obama miraba sus papeles, bajaba la vista cuando no platicaba y tímidamente miró a las cámaras en su alegato final, el corolario del debate dejó al descubierto tanto sus diferencias de estilo como de comunicación, Romney se reinsertó a la carrera por la Casa Blanca, que veía tan lejana, y así, alarga el duelo.

Vale esperar por estos días, de que manera se reflejan en las encuestas este golpe al mentón que logró Romney luego del primer round, Obama buscará preservar su ventaja, y seguramente irá al contraataque, pero no sorprendería a nadie que el candidato republicano recupere terreno.

Quedan dos cara a cara, uno en Humpstead, Nueva York, el próximo 16, el otro en Boca Ratón, Florida el 22, en los que, sin alternativas Obama deberá acudir mejor preparado y sobre todo con firmes convicciones, urgido en cambiar su alicaída imagen, a esto debemos sumar el choque entre vices el próximo jueves 11.

Con seis puntos por debajo en las encuestas, el ex gobernador de Massachusetts bajó al ruedo mucho más concentrado que Obama y con un objetivo evidente: de astillar la caricatura que lo retrata como un millonario desinteresado de los problemas del hombre corriente y cuyo objetivo económico primario será el de subir los impuestos a las clases medias, presentó a Obama como un político frívolo que centró sus esfuerzos en aprobar su reforma sanitaria en lugar de dedicarse por entero a resolver los problemas económicos que heredó de su predecesor.

Es menester reconocer que ninguno de los candidatos aportaron conceptos que movieran el amperímetro o pasasen a la historia, sin dudas el candidato republicano, expuso un mejor plan de acción para el país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA