Jaque al Rey

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Por si algo faltase a efectos de destrozar pronósticos, trastocar posicionamientos que se daban por inalterables, por lo menos por un tiempo, la realidad nos muestra que en poco más de cinco años, el PBI chino superará al de EEUU en un comparativo basado en el Poder Paritario de Compra (PPC) que remarca las diferencias relativas entre un dólar en un país u otro, lo cual para muchos es una metodología más justa -concretamente, la economía real-, vale recordar que hasta hace poco tiempo la mayoría de los gurús de las finanzas daban por seguro que hacia mitad de siglo el gigante asiático podría alcanzar a la primera economía mundial, Estados Unidos, en tamaño de Producto Bruto Interno (PBI). Por si algo faltase a efectos de destrozar pronósticos, trastocar posicionamientos que se daban por inalterables, por lo menos por un tiempo, la realidad nos muestra que en poco más de cinco años, el PBI chino superará al de EEUU en un comparativo basado en el Poder Paritario de Compra (PPC) que remarca las diferencias relativas entre un dólar en un país u otro, lo cual para muchos es una metodología más justa -concretamente, la economía real-, vale recordar que hasta hace poco tiempo la mayoría de los gurús de las finanzas daban por seguro que hacia mitad de siglo el gigante asiático podría alcanzar a la primera economía mundial, Estados Unidos, en tamaño de Producto Bruto Interno (PBI).

Así en el 2016, el PBI chino llegaría a 19 billones de dólares y asumiría el liderazgo.

No olvidemos que en este mismísimo 2011 China superó a Japón como segunda mayor economía, y hace muy pocos años lo había hecho con Alemania y con Gran Bretaña. Ello demuestra que la locomotora asiática, continúa veloz, firme y decidida a cumplir el objetivo: destronar al Rey.

Lo cual para muchos economistas es una metodología más “justa” que la mera comparación en valores absolutos del PBI sin tener en cuenta esa diferencia.

Se asegura que el PBI del país asiático se incrementará desde los 11,2 billones de dólares con que cerraría este año (siempre según la medición PPC) hasta los 19 billones en 2016. El PBI de EEUU ronda hoy los 15 billones e irá subiendo hasta ese año, pero entonces no llegará todavía a 19 billones (se estima que llegará a 18,8), con lo cual China lo desplazaría.

De confirmarse estos números, la actual potencia se quedará con un 17,7% del PBI global, el porcentaje más bajo de la era moderna, cuando se hizo hegemónica tras la Segunda Guerra Mundial. Como dato comparativo, una década atrás, la economía de los EEUU triplicaba a la China.

China viene avanzando aceleradamente en la economía global, juega en las Grandes Ligas, Ya tiene el tercer voto en el Directorio del FMI y en el Banco Mundial , recordemos, que como al pasar cuestionó a los EEUU por su deuda, advertencia por demás entendible, ya que China es el principal acreedor del país norteamericano y le preocupa el nivel inédito de endeudamiento que tiene EEUU.

Otros informes pronosticaban que China no rompería la hegemonía económica estadounidense hasta 2020, mientras que este mismo mes economistas chinos aseguraban que la suma de las economías de las cuatro potencias emergentes (Brasil, Rusia, India y China, conocidos también como BRIC) superará el PBI de EEUU, en 2015. Pero ahora parece que China lo hará por sí misma en 2016.

De acuerdo con el Banco Mundial, mientras hoy EEUU tiene un PBI por habitante de 46.360 dólares, el de China apenas llega a 3.650. Si bien medido por PPC esa diferencia se estrecha (con esa cantidad de dólares en China se pueden comprar mucho más bienes y servicios que en EEUU), sigue habiendo mucha distancia. Otro dato a considerar, es la falta de reflejos y por consecuencia el costo asumido por EEUU el dejar atrás la crisis que estalló en 2008, flotando en superficie la cantidad de problemas que esa economía tiene en materia presupuestaria, deuda pública y, desigualdad social.

Medios de prestigio de EEUU afirman que llega el fin de la ‘Era de América’ dentro de cinco años y de la que nadie se ha percatado, ven esta situación como catastrófica y ha dejado al poder real sin reacción, lo que consideran preocupante.

Sin lugar a dudas el gigante dormido ha salido de su letargo, nadie, seguramente esperaba que su despertar fuese tan avasallador y terminante

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA