En busca del equilibrio perdido

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La unica verdad es la realidad, como decía el ex caudillo argentino Juan Domingo Perón, y antes de que sea tarde el gobierno de EEUU despertó de su letargo con el que oscultaba a la región y ante el evidente avance de Rusia de la mano de Hugo Chavez Frías, despertó sobresaltado y brincó al ruedo. La unica verdad es la realidad, como decía el ex caudillo argentino Juan Domingo Perón, y antes de que sea tarde el gobierno de EEUU despertó de su letargo con el que oscultaba a la región y ante el evidente avance de Rusia de la mano de Hugo Chavez Frías, despertó sobresaltado y brincó al ruedo.

Ante los acuerdos militares entre Rusia y Venezuela que sin duda mantienen en vigor la carrera armamentista que viene motorizando la región desde hace años, ante tal movida USA juega rapidamente sus fichas apostando a Brasil, verdadero líder regional.

El secretario de Estado adjunto de USA para Latinoamérica, Arturo Valenzuela, anunció que negocia con Brasil un convenio militar y de seguridad, indicando que este tipo de acuerdos forman parte de la «política ordinaria» de Washington.

«Estados Unidos está tramitando» un acuerdo en materia de seguridad, ya que esas negociaciones forman parte de «la política ordinaria de un país, de buscar cómo establecer distintos marcos de un acuerdo». «Entre las cosas que se están tramitando es un acuerdo de seguridad con Brasil,, el que no está completado todavía».

El funcionario americano evitó determinar si esos trámites con Brasil pueden causar un nuevo repiqueteo en el seno de la Unasur, que ya rechazó el que firmó su país con Colombia el año pasado por el que militares estadounidenses pueden utilizar hasta siete bases colombianas.

Valenzuela enfatizó que su país ya explicó «muy bien» en ese momento «cuáles fueron las intenciones de la cooperación que tiene Estados Unidos con Colombia» y consideró que las explicaciones que ofreció el Gobierno estadounidense «fueron aceptadas por el arco politico de la región.

En su estadía en Ecuador el político estadounidense se reunirá con el presidente Rafael Correa y con el ministro de Relaciones Exteriores Ricardo Patiño, con los que tratará temas bilaterales sobre cooperación, migración y seguridad. También se abordará la posible reunión entre el presidente estadounidense, Barack Obama y los presidentes de la Unasur donde el tema caliente sera, sin lugar a dudas será la política militar de la potencia del norte hacia América Latina.

En la Flacso, y ante diplomáticos, políticos, académicos y militares, Valenzuela determino los pilares de la política de Obama hacia la región,destacando el trabajo conjunto para fortalecer la competitividad, fomentar la seguridad pública, trabajar en energías renovables y fortalecer la calidad de gobierno.

Una de las premisas de Valenzuela jugaba en demostrar el abismo que separa a la actual administracion americana con respecto a la política del ex presidente George Walker Bush (2001-2009), «la gran postura del presidente Obama» es buscar un multilateralismo en la escena internacional que se base «en fortalecer las instituciones en beneficio del pueblo».

Aseguró que la actual política de USA hacia América Latina es buscar una «interlocución más válida, más respetuosa, más directa, más franca» donde «hay que entender el pasado pero no quedarnos empantanados», sino construir «un futuro mejor», dijo al repetir las afirmaciones de Obama en la Cumbre de Trinidad y Tobago de hace un año.

A efectos de fortificar las relaciones de la region , Valenzuela señaló que hay que buscar cómo hacerlo en la Organización de Estados Americanos (OEA), pero aseguró que su país no «desmerece esfuerzos» a la construcción de otras entidades regionales como la Unasur o el Mercosur, en clara señal a que a pesar de no estar muy de acuerdo, en las palabras, en la dispersión regional, a EEUU le es mas que conveniente la fragmentación.

Como señal de seduccion carioca el gobierno de Lula decidió aplazar la entrada en vigor de los gravámenes a las importaciones de bienes de USA, en una contramedida dentro del contencioso sobre el algodón que debate en la Organización Mundial del Comercio (OMC),asi Itamaratí, considerada desde siempre un lujo en el mundillo de las Relaciones Internacionales apuntó que el retraso hasta el 22 abril de las contramedidas, permitirá a los dos Gobiernos «seguir dialogando con el propósito de obtener un entendimiento preliminar y provisional sobre los pasos iniciales relativos a tres aspectos de las negociaciones».

La cancillería indicó que esos pasos son el establecimiento de un fondo para financiar proyectos que beneficien la industria brasileña de algodón, auspiciado con recursos estadounidenses por valor de US$ 147,3 millones anuales, según cifras calculadas por los árbitros de la disputa en la OMC.

El segundo punto es el de la negociación bilateral de nuevos términos para el funcionamiento del programa de garantías de crédito a la exportación y, por último, medidas de cooperación en el área de sanidad animal, en particular de los sectores bovino y porcino.

De cumplirse esos objetivos, Brasil «podrá acordar una nueva prórroga, posiblemente de 60 días, para el plazo de entrada en vigor de las contramedidas brasileñas».

Con ese plazo, los dos Gobiernos podrán «negociar el entendimiento provisional sobre varios aspectos de implementación de las determinaciones de la OMC sobre el contencioso» y caminar hacia una «solución definitiva y mutuamente satisfactoria para el litigio».

Celso Amorin, canciller brasileño comentó al respecto que en las últimas conversaciones con el Gobierno estadounidense notó «una nueva actitud de sus representantes, que potencialmente permite la búsqueda de un entendimiento con acciones que mitigan los efectos perniciosos de los programas condenados por la OMC».

confiando en que la prórroga de las represalias permitirán un acercamiento para una salida negociada al conflicto suscitado por el reclamo de Brasil ante la OMC debido a los subsidios otorgados por el país norteamericano a la producción algodonera.

En marzo pasado, Brasil publicó una lista de 102 productos de USA sujetos a las tarifas de importación y después divulgó otro listado de patentes estadounidenses y derechos de propiedad intelectual que serían restringidos con los gravámenes que pueden ascender a los US$ 829 millones.

Como verán la politica es el arte de convertir lo posible en imposible ó viceversa, siempre y cuando Nostradamus este en un todo de acuerdo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA