El Pacífico juega a ganador

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Antes que sea demasiado tarde, la administración Obama salió a contraatacar, es así que, el Congreso de los Estados Unidos aprobó los acuerdos de libre comercio suscriptos con Colombia, Panamá y Corea del Sur de culturas, indiosincrasia e historia disímiles, sin embargo unidos un denominador común: los tres están asomados al océano Pacífico, dato trascendente ya que en la década de los 90, se produjo un hecho, que por casi inadvertido, es considerado por los gurúes de la constelación como un giro de 360 grados en la economía del globo, ya que el -eje comercial- abandonó el Atlántico y se instaló en el Pacífico, sin dudas, para quedarse. Al momento, en su cuenca asientan cuatro de las economías más grandes del mundo y buscan las grandes ligas, economías que poseen un enorme potencial. Antes que sea demasiado tarde, la administración Obama salió a contraatacar, es así que, el Congreso de los Estados Unidos aprobó los acuerdos de libre comercio suscriptos con Colombia, Panamá y Corea del Sur de culturas, indiosincrasia e historia disímiles, sin embargo unidos un denominador común: los tres están asomados al océano Pacífico, dato trascendente ya que en la década de los 90, se produjo un hecho, que por casi inadvertido, es considerado por los gurúes de la constelación como un giro de 360 grados en la economía del globo, ya que el -eje comercial- abandonó el Atlántico y se instaló en el Pacífico, sin dudas, para quedarse. Al momento, en su cuenca asientan cuatro de las economías más grandes del mundo y buscan las grandes ligas, economías que poseen un enorme potencial.

Es evidente que el mayor tráfico de la economía mundial ya no transcurre en los vínculos atlánticos del este de los Estados Unidos con Europa., la realidad indica que desde comienzos del siglo 21, su tráfico por el Pacífico duplica al del Atlántico, como claro ejemplo se verifica que el 40 por ciento del petróleo que consume proviene de América latina, la que va desplazando a Medio Oriente y al Mar del Norte, situación ésta, que deriva en una insospechada transformación de su infraestructura industrial, habida cuenta que la mayor parte de sus plantas fabriles tops se encuentran radicadas en el este debiendo ser relocalizadas en el oeste.

En un juego geográfico del hemisferio norteamericano consolidado y en función de los tratados de libre comercio firmados, descubrimos que ha cubierto prácticamente toda la costa del Pacífico, con la única excepción de Ecuador. Los países incorporados a este sistema abarcan, además del ex dominio británico canadiense y México (los primeros en suscribirlos, en 1994), Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Panamá, Perú y Chile, más República Dominicana, en el Caribe y muy próxima al canal de Panamá

Por cierto, creemos fundamental, a excepción cierta de México y Canadá, que la adhesión de Colombia es la de mayor fuste de los países de la región, no sólo por su posición geográfica, estratégica, sino por que al momento es el que está recibiendo uno de los mayores flujos de inversiones extranjeras directas (IED), a pesar de la subsistencia de las Farc, quienes controlan parte de su territorio, y del narcotráfico.

Analistas señalan por estos días que Colombia se ha transformado en polo atractivo para los grandes capitales circulantes en la economía global: en el último quinquenio, multiplicó por cinco las IED, las que pasaron de 2.000 a 10.000 millones de dólares anuales, tal es así que el riesgo atemporal que se vislumbra es el llamado—enfermedad holandesa—, lo que bajado a paper significa — llegada masiva de dinero extranjero en efectivo, por las perspectivas que ofrece el país en cuestión, en materia de prosperidad, estabilidad y democracia.

Luego del esplendoroso alumbramiento de Bric (Brasil, Rusia, India, China), los gurúes avizoran el surgimiento del Civet, acrónimo de las iniciales de Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto y Turquía, a las que consideran «potencias promisorias».las que según fuentes considerables crecerán a una tasa anual del 4,5 por ciento durante los próximos 20 años, algo menos que el Bric (49,%) y muy superior al 1,8 por ciento previsto para el G7, el selecto club de los países más ricos del mundo, atentos, quedan dos sillones disponibles para cuatro jugadores, quienes serán los privilegiados, todo a su tiempo.-

Vale recordar que China, quien participa activamente del juego, recientemente suscribió con Colombia un acuerdo para realizar un «canal seco»: un ferrocarril de 791 kilómetros de longitud, que vincularía el Pacífico con una ciudad en construcción cerca de Cartagena, que permitiría superar las actuales limitaciones del Canal de Panamá. En esa nueva ciudad se ensamblarán los productos de China, transportados por súper-cargueros con capacidad para 11 mil contenedores. Los 7.600 millones de dólares que demanda este proyecto son financiados por el Banco de Desarrollo de China.

Apreciamos que el juego ingresa en la segunda fase, atentos dos sillones faltan ocupar, son cuatro los candidatos, quienes serán los privilegiados, todo a su tiempo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA