El heredero

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hugo Chávez Frías, partió rumbo a Cuba, entre la creciente incertidumbre que su evidente deterioro en su salud manifiesta. En la Isla será sometido nuevamente a una operación urgente que llevó algo más de seis horas, se trata de la cuarta cirugía desde que se detectó el cáncer el pasado año, sin embargo rápido de reflejos y en jugada digna de un Gran Maestro Internacional ha nombrado como sucesor y candidato para nuevas elecciones presidenciales a su vicepresidente, Nicolás Maduro, buscando asegurarse la continuidad del ‘chavismo’ en el poder, y la profundización del modelo Socialismo del Siglo XXI, el que lidera., en la vereda de enfrente la oposición no ha reaccionado, Chávez aprovecha el viento de cola que su último triunfo le dispensa, mientras que la oposición debe lidiar contra el tiempo, los recursos y el poder. Vale tener muy en cuenta son las elecciones regionales del próximo domingo las que inexorablemente definirán el nuevo mapa político de Venezuela. Hugo Chávez Frías, partió rumbo a Cuba, entre la creciente incertidumbre que su evidente deterioro en su salud manifiesta. En la Isla será sometido nuevamente a una operación urgente que llevó algo más de seis horas, se trata de la cuarta cirugía desde que se detectó el cáncer el pasado año, sin embargo rápido de reflejos y en jugada digna de un Gran Maestro Internacional ha nombrado como sucesor y candidato para nuevas elecciones presidenciales a su vicepresidente, Nicolás Maduro, buscando asegurarse la continuidad del ‘chavismo’ en el poder, y la profundización del modelo Socialismo del Siglo XXI, el que lidera., en la vereda de enfrente la oposición no ha reaccionado, Chávez aprovecha el viento de cola que su último triunfo le dispensa, mientras que la oposición debe lidiar contra el tiempo, los recursos y el poder. Vale tener muy en cuenta son las elecciones regionales del próximo domingo las que inexorablemente definirán el nuevo mapa político de Venezuela.

Volviendo a la Isla, no olvidemos que Maduro es el escogido por los hermanos Castro Ruiz a efectos de pilotear el proceso bolivariano, su mecenas

Nicolás Maduro con dos décadas de actividad política sindicalista, constituyente, diputado, canciller y vicepresidente, será el hombre que garantice la continuidad de la revolución bolivariana en caso de que el presidente, que sufre un cáncer que amerita otra operación de emergencia en Cuba, quede inhabilitado para terminar su mandato y empezar el período para el que fue elegido el 7 de octubre. La designación de Maduro finalmente dio por terminado meses de incertidumbre sobre quién sería el beneficiario de tal alto honor -el heredero del régimen. Cabe interpretar como un gesto de racionalidad del actual mandatario en su profunda evaluación de los cuadros políticos en disponibilidad a efectos de afrontar su posible desaparición del escenario político.-Al vicepresidente se lo considera como un leal al jeje de Estado, atribuyéndole, además cintura política, hábil negociador a efectos de conciliar las internas de los grupos ‘chavistas’, dúctil en manejar la relación con aquellos sectores adversos al proyecto presidencial, no solo logra ascendencia en los movimientos sindicales y sociales sino que es fiel intérprete de la bisectriz que en política exterior determina Chávez Frías, lo que le brindó una proyección internacional propia. Su relación política con el actual mandatario se remonta después del golpe de 1992, es que su pareja Cilia Flores, frecuentaba los ambientes militares como abogada defensora, naciendo allí el vínculo, que soportado por su inquebrantable fidelidad, lo convirtió en el hombre fuerte del gobierno.

El binomio Maduro Flores ocupó la presidencia de la Asamblea Nacional en la mayor parte del gobierno ‘chavista’, Maduro desde el 2000 al 2005, Flores desde el 2006 al 2011, evidentemente pergaminos sobran y Chávez actuó en consecuencia.

Ahora bien, la eventual sucesión presidencial determina mecanismos constitucionales, pues la actual Carta Magna, originaria de 1999, luego reformada a los efectos de que el presidente acceda a ser reelegido indefinidamente en el cargo. contempla el caso. Si hipotéticamente el presidente no regresa de Cuba, Nicolás Maduro completaría su actual periodo el próximo 10 de enero, si por caso, Chávez no asume físicamente ese día, el actual presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello se haría cargo del ejecutivo, lo que si es ley, en ambos casos deberían convocar a elecciones en los 30 días corridos siguientes.

Así lo refrenda el Artículo 233 de la Constitución.

“Serán faltas absolutas del Presidente: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia… su incapacidad física o mental…el abandono del cargo…así como la revocatoria popular de su mandato, Cuando se produzca falta absoluta del Presidente electo antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal directa y secreta dentro de los 30 días corridos siguientes mientras se elige y toma posesión el nuevo mandatario, se hará cargo de la primera magistratura el presidente de la Asamblea Nacional.

Tiempo de definiciones, si las hay, los días por venir serán cruciales no solo para Venezuela, sino la región estará atenta a los acontecimientos, como vemos el gran tablero sigue al rojo vivo, y aunque usted no lo crea, algún desconocido actor aparece en el teatro, impensado, quizá.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA