Después de Fukushima

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La catástrofe de Fukushima ha sido reclasificada por la emisión conjunta de radioactividad al exterior. Con la información disponible se estima que el material radioactivo liberado es apreciablemente menor que el de Chernóbil. Esta catástrofe ocurrió al producirse un terremoto de intensidad nueve en la escala de Richter, el mayor ocurrido en Japón. En Fukushima en menos de una hora después llego el tsunami. Después del tsunami, el agua inundó los edificios y dejó fuera de servicio los sistemas eléctricos y de instrumentación. La catástrofe de Fukushima ha sido reclasificada por la emisión conjunta de radioactividad al exterior. Con la información disponible se estima que el material radioactivo liberado es apreciablemente menor que el de Chernóbil. Esta catástrofe ocurrió al producirse un terremoto de intensidad nueve en la escala de Richter, el mayor ocurrido en Japón. En Fukushima en menos de una hora después llego el tsunami. Después del tsunami, el agua inundó los edificios y dejó fuera de servicio los sistemas eléctricos y de instrumentación.

Y ahora cabe preguntarse, ¿qué consecuencias tendrá todo esto? Un grupo de 16 expertos internacionales en seguridad nuclear ha examinado estos sucesos y ha concluido que el régimen de seguridad en el que operan hoy las centrales nucleares debe ser reforzado. Los gravísimos accidentes de Three Mile Islands en Estados Unidos y Chernóbil en la antigua Unión Soviética, ocasionados por causas muy distintas, hicieron patente la necesidad de poner en práctica con todo rigor las medidas de seguridad previstas en el diseño. La conferencia ministerial, convocada por el OIEA en Viena para el próximo junio ha de ser un punto de partida para establecer un régimen global de requisitos vinculantes de seguridad, sea mediante un nuevo órgano o mediante el refuerzo de las estructuras nacionales, pero siempre con sujeción a inspecciones obligatorias.

De momento al menos Egipto ha aplazado la petición de ofertas para la construcción de su primera central nuclear, hasta que la situación política en el país quede estabilizada. El emplazamiento de El-Dabaa, situado en la costa mediterránea a unos 200 kilómetros al oeste de El Cairo, ha sido confirmado como el elegido para la primera central. Egipto proyecta establecer en El Dabaa una central con cuatro unidades de 1.000 megavatios, con puesta en servicio de la primera en 2019.

Por otra parte la canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado una moratoria de tres meses a la ley recientemente aprobada por el Parlamento por la que se prorroga la vida de las centrales nucleares alemanas durante ocho o catorce años, según su fecha de entrada en funcionamiento. El Gobierno alemán ha constituido dos comisiones que han de someter sus dictámenes durante la moratoria.

El Consejo de Ministros italiano ha anunciado una moratoria de al menos un año para la construcción de centrales nucleares. Italia es el mayor importador de energía en todo el mundo. Compra electricidad sobre todo a Francia y Suiza, con un gran contenido nuclear.

Estados Unidos se prepara para una revisión de los requisitos de seguridad de las centrales nucleares americanas, tanto las que están en operación como las pendientes de certificación y autorización. El presidente Obama ha ordenado a la Comisión Reguladora Nuclear norteamericana (NRC), que lleve a cabo una revisión “completa” de la seguridad en las centrales.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA