Control remoto

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La oposición había solicitado al Parlamento que se declarara la «falta temporal» de Chávez y su reemplazo por el vicepresidente, Elías Jaua. Sorpresas nos da la vida, nuestra capacidad de asombro siempre da para algo más, y si no, fijemos por un momento nuestra mirada hacia el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, quien se encuentra en Cuba recuperándose de una operación caldeó la tensión política del país después de que la Asamblea Nacional, Parlamento Unicameral con mayoría chavista autorizó el pedido del mandatario a efectos de mantener en ausencia sus funciones constitucionales como jefe del Estado. Como era de esperar la medida provocó durísimos cruces verbales entre el oficialismo y los opositores, los que en las últimas elecciones legislativas recuperaron decenas de escaños en el Parlamento, y, envalentonados criticaron el vacío de poder calificando de inconstitucional la decisión del mandatario de firmar decretos y promulgar leyes desde La Habana. Los partidarios del gobierno impusieron su mayoría y por 96 votos (sobre un total de 165) ratificaron la autorización solicitada por Chávez para ausentarse del país mientras deba permanecer en la isla a efectos de recuperarse.

Cabe destacar que Cuba es el principal aliado ideológico comercial estratégico del chavismo, al que Chávez brinda un trato por demás privilegiado, por ejemplo, los millones de dólares en petróleo que condona al año.

La Constitución de Venezuela establece que es el Parlamento el que autoriza las salidas al exterior del presidente por más de cinco días y estipula que durante las «faltas temporales» de hasta 90 días deberá ser reemplazado por el vicepresidente.

La oposición había solicitado al Parlamento que se declarara la «falta temporal» de Chávez y su reemplazo por el vicepresidente, Elías Jaua.

Horas antes había sido publicada en la Gaceta Oficial de Venezuela una ley sobre endeudamiento adicional del Estado venezolano que Chávez firmó en La Habana, lo que desató una lluvia de críticas opositoras, es absolutamente irregular promulgar leyes desde el exterior, puesto que la sede del poder público es Caracas.-

Chávez está fuera del país desde el 5 de junio, cuando inició una gira regional por Brasil, Ecuador y Cuba con el permiso del Parlamento, y tuvo que ser operado de urgencia de un absceso pélvico el 10 de junio en La Habana, lo cual obligó a posponer su retorno a Venezuela hasta una fecha aún desconocida. Chávez se encuentra fuera del país desde el domingo 5 de junio cuando inició una gira regional por Brasil Ecuador y Cuba, para salir del país y continuar en el ejercicio de sus funciones obtuvo el permiso parlamentario tal como lo marca la Constitución, sin embargo Chávez continuó con sus funciones en Cuba, firmando la promulgación de una ley clave, La Ley de Endeudamiento Complementario, como si estuviese presente en la sede del gobierno venezolano, el Palacio Miraflores.

Este hecho provocó un fuerte reclamo de la oposición desde donde exigieron que asuma las funciones el vicepresidente, ventilando, además que el gobierno incurre en un delito ya que el articulo 214 de la Constitución establece que el presidente no puede promulgar una ley sin la presencia de la totalidad del consejo de ministros, además que el acto no puede ser fuera del territorio nacional.

La oposición recarga baterías y asegura que se cometió un delito agravado al falsear un acto público, debida cuenta que ni el presidente se encontraba en el Palacio Miraflores, ni sus Ministros en Cuba, la Carta Magna venezolana expresa claramente que el presidente debe solicitar permiso al Parlamento cuando se ausente más de cinco días del país, estipulando que las faltas temporales de hasta 90 días serán suplidas por el vicepresidente.

En la última sesión ordinaria, la mayoría oficialista del Congreso ratificó el permiso otorgado a Chávez el 31 de mayo pasado a efectos de que permanezca en La Habana. “El Presidente de la Republica está plenamente autorizado a permanecer en la Republica de Cuba como consecuencia de su estado de salud hasta que pueda retornar”, apunta el texto legal.

Sin embargo, el oficialismo cambió las reglas de juego y como contrapartida la oposición reclama que se haga cargo el vicepresidente Jaua.

Este tiempo, y las circunstancias que nos tocan vivir, surgen como de ficción, una recomendación, si lo permiten, este fin de semana el ‘remake’ de ‘Todo Puede Suceder’ ‘En La Dimensión Desconocida’.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA