Buenas noticias en el sector del automóvil

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En estos momentos de depresión, alguna vez –no suelen ser muchas- aparece alguna buena noticia. En este caso, le ha tocado al sector del automóvil que, como es sabido, tiene una clara repercusión en la industria siderúrgica. Las matriculaciones de automóviles se elevaron a 91,281 unidades durante el pasado febrero, lo que significa un aumento respecto al mismo mes del año pasado y el sexto crecimiento mensual consecutivo, según informa ANFAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones). Sólo en Castilla y León se vendieron 4,060 unidades en el mes de febrero. Y entre enero y febrero la venta ascendió a 7,607 turismos, lo que representa un 19% más que en el mismo periodo del año pasado. Este crecimiento se explica por el impulso a que han dado lugar los incentivos patronales y, tal vez, a que la crisis empiece a estar remitiendo. Por otro lado, las ventas de coches, con emisiones de hasta 149 gramos por kilómetro, se dispararon un 107,5% en el pasado febrero. En estos momentos de depresión, alguna vez –no suelen ser muchas- aparece alguna buena noticia. En este caso, le ha tocado al sector del automóvil que, como es sabido, tiene una clara repercusión en la industria siderúrgica. Las matriculaciones de automóviles se elevaron a 91,281 unidades durante el pasado febrero, lo que significa un aumento respecto al mismo mes del año pasado y el sexto crecimiento mensual consecutivo, según informa ANFAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones). Sólo en Castilla y León se vendieron 4,060 unidades en el mes de febrero. Y entre enero y febrero la venta ascendió a 7,607 turismos, lo que representa un 19% más que en el mismo periodo del año pasado. Este crecimiento se explica por el impulso a que han dado lugar los incentivos patronales y, tal vez, a que la crisis empiece a estar remitiendo. Por otro lado, las ventas de coches, con emisiones de hasta 149 gramos por kilómetro, se dispararon un 107,5% en el pasado febrero.

Por tipos de demandas, las ventas de coches a particulares han registrado una evolución muy positiva, con un crecimiento del 38%. Si se incluyen las empresas no alquiladoras, el crecimiento se sitúa en el 33,1%. Puede afirmarse que todos los segmentos crecieron en el pasado febrero, excepto el de lujo. Las matriculaciones de turismos ‘todoterreno’ de lujo cayeron un 39,7% (492 unidades) y las del segmento ’Ejecutivo’ disminuyeron un 20% (862 unidades). El 68% de los coches matriculados durante el pasado febrero estaban equipados con motores diesel. En líneas generales, puede decirse que el diesel ha funcionado en el 69% y la gasolina en el 31% restante. También puede afirmarse que las matriculaciones aumentaron en todas las comunidades autónomas, excepto Asturias, donde descendieron un 4,8%.

A pesar de todos estos datos, indudablemente favorables, el futuro no aparece claramente despejado. La subida del IVA y la extinción de los fondos del Plan 2000E son dos factores a tener en cuenta.

Todos estos datos representan un balón de oxígeno para la siderurgia española. Pero no hay que echar las campanas al vuelo. Así, la patronal asturiana Femetal asegura que los empresarios están extremadamente preocupados. Por otra parte, el gigante Arcelor-Mittal, que tenía la vista puesta en el próximo marzo como la fecha en que la demanda de acero a nivel mundial podría comenzar a reactivarse, ha cambiado de opinión y la multinacional planea llevar a cabo nuevos recortes de producción en sus plantas asturianas, si el mercado no reacciona a muy corto plazo, lo que parece algo improbable. Así, se planea parar durante unos meses uno de los altos hornos de Gijón y una regulación temporal de empleo. En todo esto la fuerza con que la crisis ha incidido en la construcción es el inmediato factor desencadenante de esta situación. La crisis ha tocado a prácticamente todos los empleados temporales de sector, que hace sólo unas semanas representaban el 20% del sector del metal asturiano, que en su conjunto suma unos 55,000 trabajadores. En 2008 la producción española se estancó, quedando en 19 millones de toneladas, que es la misma cantidad que se alcanzó en 2007. Si el mercado de la construcción sigue en punto muerto, las previsiones no pueden resultar positivas. De momento, no se descarta una reunión del presidente del Ejecutivo regional asturiano, Vicente Álvarez Areces, con el presidente de Arcelor Mittal, Lakshmi Mittal, sobre todo si la situación continúa complicándose.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA