90 años después

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Se cumplen ahora los 90 años de la primera emisión radiofónica en España. La radio ha pasado todo tipo de vicisitudes. De ser el medio capital, que hacia competencia a la Prensa escrita y que era temida por esta, la Televisión la dio un fuerte golpe, pero consiguió sobrevivir. Adopto otro estilo, que todavía hoy sigue. Y ahora se enfrenta, como todos los medios de comunicación, con internet y solo el futuro sabe lo que puede salir de todo esto. Se cumplen ahora los 90 años de la primera emisión radiofónica en España. La radio ha pasado todo tipo de vicisitudes. De ser el medio capital, que hacia competencia a la Prensa escrita y que era temida por esta, la Televisión la dio un fuerte golpe, pero consiguió sobrevivir. Adopto otro estilo, que todavía hoy sigue. Y ahora se enfrenta, como todos los medios de comunicación, con internet y solo el futuro sabe lo que puede salir de todo esto.

La estación pionera fue EAJ-1, Radio Barcelona. El nombre de EAJ-1 se refiere a los códigos de los radioaficionados, que fueron los artífices del nacimiento de la radio y E por España. AJ designa la estaciones de Telegrafía sin Hilos y el 1 por ser la primera.

De las primeras ediciones son las que corrieron a cargo de Radio Ibérica de Madrid a finales de 1923 y principios de 1924. Esta Radio Ibérica fue consecuencia de la iniciativa de un grupo de personas dedicadas a la fabricación de aparatos que en aquella época eran de dos tipos: de galena y de lámpara, en función del material utilizado para poder funcionar. Radio Ibérica surgió de la Unión de la Compañía Ibérica de Telecomunicaciones y de la Sociedad de Radio Telefonía Española. Unos meses mas tarde, Radio Madrid y Radio Libertad, con las infraestructuras de Radio Ibérica, emitían una programación que se reducía a unos pocos espacios a la semana. Podemos afirmar que en 1924, con la Dictadura del General Primo de Rivera, la Radio se encontraba definitivamente consolidada.

Fue el 14 de abril de 1931 cuando llego la Republica. Con el tiempo fueron surgiendo numerosas estaciones locales y el número de oyentes aumentaba sin cesar. A partir del 18 de julio de 1936, con el comienzo de la Guerra Civil, la radio se convirtió en un gran medio de propaganda. Antes de que acabase la Guerra que fue el 1 de Abril de 1939, se creo Radio Nacional de España, con fecha 19 de enero de 1937. Dar información era una prerrogativa especial de Radio Nacional. Las demás radios no podía informar y además estaban obligadas a conectar con Radio Nacional los dos diarios hablados: el de las 14:30 horas y el de las 22:00 horas. Estos diarios hablados, conocidos vulgarmente como “el parte”, tenían una duración aproximada de media hora. La censura quedo establecida por una ley publicada en el transcurso de la Guerra Civil. Esta ley no fue derogada hasta 1966. En Europa, había ya estallado la Segunda Guerra Mundial y las cosas funcionaban de una manera más o menos parecida. La radio era, esencialmente, un arma política, que servia para mantener una moral de combate y para defender las ideologías e intereses de ambos bandos contendientes.

Pero la Radio no fue solamente un arma política, ni tan siquiera un medio informativo. Fue un medio de entretenimiento al que acudían las familias españolas para pasar sus ratos de ocio. Las emisiones de los sábados, tarde y noche, eran las principales, cuando no se tenía que ir a trabajar al día siguiente. Surgieron así las radionovelas que, en muchas ocasiones fueron auténticos culebrones. En 1942, el Gobierno crea la primera red de ámbito estatal, la Red Nacional de Radiodifusión. Hasta ese momento, el sistema estaba integrado por tres tipos de emisoras: estaciones locales, con poca potencia, comarcales (la mayoría pertenecían a lo que hoy es la SER) y, por ultimo, las que estaban dentro de la Sociedad Nacional de Radiodifusión, es decir las de Radio Nacional y las que pertenecían a la Falange. Fue en 1948, cuando apareció la cinta magnetofónica, lo que favoreció, en gran medida, la mejora en la producción de programas. Durante todos estos años, el número de receptores no dejo de crecer y España llego a ser uno de los países europeos que más radios tenia por habitante. Según datos de la UNESCO, en 1955 había un receptor por cada 90 ciudadanos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA