Slim continúa su desembarco en empresas europeas a través de Opera

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El hombre más rico de México, Carlos Slim, está últimamente siempre relacionándose con empresas europeas. La última aventura en el viejo continente de los largos brazos del conglomerado empresarial de Slim es junto el navegador noruego Opera, con quien acaba de firmar un acuerdo de colaboración. El hombre más rico de México, Carlos Slim, está últimamente siempre relacionándose con empresas europeas. La última aventura en el viejo continente de los largos brazos del conglomerado empresarial de Slim es junto el navegador noruego Opera, que acaba de firmar un acuerdo de colaboración con América Móvil, que es propiedad del magnate de las telecomunicaciones.

La teleoperadora América Móvil incluirá el navegador noruego online en los móviles que venderá a partir del segundo semestre del año. Esta la alianza abarca a todas las compañías telefónicas que agrupa la empresa de Carlos Slim.

El anterior paso en Europa de Slim, fue Austria. A través deuna participación en Telekom Austria. La revista austriaca Fromat, informó hace algunas semanas que el magnate había comenzado a mantener negociaciones con los dos mayores acciones de la compañía, para adquirir una participación a través de su empresa América Móvil.

Los dueños de Telekom Austria con los que ha contactado Slim, son Ronny Pecik- que controla el 20%- y la estatal austriaca OelAG, que posee el 28,4% de la empresa de telecomunicaciones.

Por otro lado, su compañía América Móvil, lanzó a principios de mayo una oferta de 2.600 millones de euros para ampliar su participación en la operadora holandesa KPN desde el 4,8% actual hasta el 28% y convertirse en uno de sus socios de referencia.

El grupo mexicano ofreció ocho euros por acción de KPN, lo que suponía una prima del 24%. Aunque a priori podría parecer una oferta suculenta, para la operadora holandesa no lo era tanto y se ha limitó a calificarla de “moderadamente positiva”.

KPN ha estado sometida en los últimos meses a la presión del mercado por sus malos resultados, especialmente los del mercado doméstico. De hecho, hace unos meses se produjo la dimisión de la directora financiera del grupo. La compañía incluso quiso realizar algunas desinversiones, entre las que se encontraba su división belga, el tercer mercado más importante de la empresa.

En este escenario, Slim parece querer aprovechar la crisis europea para encontrar gangas con las que expandir su imperio de telecomunicaciones. La oferta sobre KPN tiene lugar tras sus intentos frustrados por entrar en España e Italia en los últimos años.

Con esta operación además terminarán además las recurrentes especulaciones que apuntaban a una hipotética fusión o compra de KPN por parte de Telefónica. Desde que en el año 2000, el entonces presidente de la compañía española, Juan Villalonga, intentara fusionar a la española con la holandesa, el rumor ha sido constante.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA