Repsol YPF culmina un espectacular recorte de su endeudamiento

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las últimas operaciones puestas en marcha por Repsol en las pasadas semanas permitirán a la petrolera reducir de forma espectacular su endeudamiento. La más inmediata ha sido la amortización de todas sus participaciones preferentes de serie A que cotizan en la Bolsa de Nueva York, con lo que ha recortado en 725 millones de dólares (545 millones de euros) su deuda. Las últimas operaciones puestas en marcha por Repsol en las pasadas semanas permitirán a la petrolera reducir de forma espectacular su endeudamiento. La más inmediata ha sido la amortización de todas sus participaciones preferentes de serie A que cotizan en la Bolsa de Nueva York, con lo que ha recortado en 725 millones de dólares (545 millones de euros) su deuda.

Pero la más destacada ha sido la venta del 40% de su filial en Brasil a la petrolera china Sinopec, que se ha rematado con unas plusvalías contables de 2.870 millones de euros y que le permitirán financiar sus inversiones en los yacimientos brasileños.

De esta manera, la deuda de Repsol, que ascendía a 5.500 millones de euros (descontada la de Gas Natural) a final de septiembre se reducirá hasta los 2.085 millones. Si bien los analistas estiman que tras la venta de YPF y de Refap (el 30% de la refinadora brasileña vendida a Petrobras) quedará en torno a 1.000 millones.

Es decir, que en sólo tres meses, la compañía que preside Antonio Brufau podría haber recortado en un 80% su deuda. Si se suma la correspondiente a su participación en Gas Natural Fenosa (30%), que ascendió al cierre de septiembre a 11.237 millones de euros, la rebaja sería del 40%, hasta los 6.585 millones.

El mercado ha recibido bien estas noticias. De hecho, la compañía se encuentra en todas las quinielas de los analistas. José Lizán, analista de Nordkapp, recuerda en declaraciones a este diario que la petroquímica no hace más que acumular buenas noticias que “no están todavía descontadas” en el mercado tales como la subida del barril de crudo, la venta a Sinopec y la salida de YPF.

Este panorama facilita, según algunos analistas. un panorama con un precio objetivo de entre 23 y 24 euros por acción. En cualquier caso, el grupo que preside Antonio Brufau parece que se comportará mejor que el agregado del selectivo bursátil español.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA