Obama encuentra oposición a sus planes de perforación petrolífera en el Golfo de México y la Costa Oeste

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los nuevos planes del presidente del Gobierno de EEUU, Barack Obama, para reducir la dependencia petrolera de otros países, como el caso de Venezuela, han encontrado fuerte oposición en la sociedad civil estadounidense. Los ecologistas han comenzado una protesta contra la decisión de la Administración Obama de perforar en busca de petróleo en la Costa Oeste y en el Golfo de México. Hace unas semanas, los ecologistas también criticaron al presidente del Gobierno por apoyar una ley que permite a las mineras verter desechos tóxicos sin ningún tipo de compensación. Los nuevos planes del presidente del Gobierno de EEUU, Barack Obama, para reducir la dependencia petrolera de otros países, como el caso de Venezuela, han encontrado fuerte oposición en la sociedad civil estadounidense. Los ecologistas han comenzado una protesta contra la decisión de la Administración Obama de perforar en busca de petróleo en la Costa Oeste y en el Golfo de México. Hace unas semanas, los ecologistas también criticaron al presidente del Gobierno por apoyar una ley que permite a las mineras verter desechos tóxicos sin ningún tipo de compensación.

Según los ecologistas, que han visto sus protestas reproducidas por diarios del prestigio de The New York Times, han dicho que los beneficios presentados por las autoridades no son reales. Por un lado, la creación de empleo no sería tan abundante debido a que los yacimientos aún no han sido explorados, y por tanto se desconoce su capacidad. Y en segundo lugar, la independencia petrolera de otros países, como por ejemplo Venezuela, tampoco es un argumento aceptado por los mismos motivos.

Además, los ecologistas también llevan a cabo una campaña contra la decisión del presidente Obama tras apoyar una ley que permite a las compañías mineras verter sus desechos tóxicos en tierras federales sin pagar algún tipo de compensación.

Los `verdes´ han demostrado en los últimos meses estar desencantados con la gestión de Obama, que antes de respaldar la medida minera ya había autorizado la exploración petrolera en las costas de Virginia, y la construcción de plantas nucleares.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA