Los proyectos energéticos, el plan perfecto de Humala para “llenar” las arcas del Estado

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Humala no podrá ejecutar los proyectos de inclusión social que prometió en su campaña sin dinero, por ello, el presidente peruano, en su primera semana de Gobierno, se ha centrado en recaudar fondos a través de proyectos energéticos. En el último, el nacionalista aprobó la construcción de un parque eólico en el norte del país, con una inversión de 572 millones de dólares (401 millones de euros). Con él se aumentará el suministro eléctrico en una región propensa a cortes temporales, causados por una insuficiente capacidad de transmisión y menor generación hidroeléctrica. Humala no podrá ejecutar los proyectos de inclusión social que prometió en su campaña sin dinero, por ello, el presidente peruano, en su primera semana de Gobierno, se ha centrado en recaudar fondos a través de proyectos energéticos. En el último, el nacionalista aprobó la construcción de un parque eólico en el norte del país, con una inversión de 572 millones de dólares (401 millones de euros). Con él se aumentará el suministro eléctrico en una región propensa a cortes temporales, causados por una insuficiente capacidad de transmisión y menor generación hidroeléctrica.

El Gobierno peruano aprobó un plan ambiental presentado por la filial local de la energética alemana Norwind para la construcción del parque eólico Cerro Chocan, que estará ubicado en la norteña de Piura y generará 260 megavatios. En el norte peruano operan grandes mineras como la estadounidense Newmont, la canadiense Barrick y la local Buenaventura. Además, en la misma región comenzó a operar el año pasado una planta de fosfato de la brasileña Vale y funciona la mayor refinería petrolera del país, Talara, de la estatal Petroperú.

Precisamente, Humala, motivado por colmar las arcas del Estado, insinuó su intención de volver a reflotar la petrolera nacional Petroperú, que lleva desde 1990 sin extraer ‘oro negro’. El objetivo es que la estatal vuelva a producir petróleo, a la vez que continúe con un plan de modernización de su principal refinería. En estos momentos, Petroperú se dedica sólo a la refinación, almacenamiento y comercialización de hidrocarburos. La reactivación de la compañía será uno de los temas más importantes en los que trabajará todo el equipo de Gana Perú.

La estatal volvería a producir petróleo como la brasileña Petrobras o la colombiana Ecopetrol, ya que lleva parada desde 1990, cuando dejó de extraer este carburante ante la privatización de varias de sus actividades. La intención del Gobierno de Humala es la de que la petrolera retome sus tareas de explotación, producción, transporte y refinería.

La semana pasada, el Gobierno peruano también dio su visto bueno a otros planes energéticos, como el proyecto de casi 600 millones de dólares (420 millones de euros) para ampliar el oleoducto que lleva el gas desde el rico yacimiento Camisea hasta la costa.

Otra fórmula que el presidente de Perú llevará a cabo para llenar las arcas del Estado, será el de implantar el impuesto a las sobreganancias mineras. Los ministros de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, y el de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, confirmaron que éste se implentará antes de finales de este año. Y es que hay una plena voluntad por parte del nuevo Gobierno y una clara disposición de las mineras para el nuevo tributo. Herrera Descalzi indicó que la aplicación del referido impuesto se establecería en “plazos razonables”, ya que no depende sólo de una de las partes.

La minera Grupo México ha confirmado a través de su filial en Perú, Southern Copper Corporation, su interés en ampliar sus operaciones de extracción en el país. De este modo, se convierte en la primera compañía del sector que se sienta a negociar con el presidente peruano, Ollanta Humala, el impuesto de las sobreganancias mineras. La mexicana indica que sólo el proyecto ‘Tía María’ significaría una inversión de más de 1.000 millones de dólares (702 millones de euros) y generaría 4.000 nuevos empleos durante la fase de construcción y 4.100 puestos permanentes directos e indirectos durante la etapa de operación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA