Los bancos de Perú y Colombia, en el “punto de mira” de los inversores

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Perú y Colombia se han convertido en objetivos muy interesantes para los inversores de los bancos extranjeros. Algunos analistas consultados por BNAmericas, prevén que en los próximos años algunas entidades financieras internacionales se instalen en estos países como consecuencia de las buenas perspectivas económicas que los expertos han detectado en los dos países, para los que estiman un crecimiento del 5,5% en Perú y del 3,5% en Colombia en 2010. Perú y Colombia se han convertido en objetivos muy interesantes para los inversores de los bancos extranjeros. Algunos analistas consultados por BNAmericas, prevén que en los próximos años algunas entidades financieras internacionales se instalen en estos países como consecuencia de las buenas perspectivas económicas que los expertos han detectado en los dos países, que estiman un crecimiento del 5,5% en Perú y del 3,5% en Colombia en 2010.

Además, las expectativas de los analistas en relación al crecimiento potencial de Perú para los próximos cuatro años es de un 7,5%.

El sector de las materias primas no será el único que impulse este crecimiento, siguiendo la tradición, sino que también será consecuencia de una mayor demanda interna y aumentos el consumo familiar.

Perú también se beneficiará de los acuerdos comerciales que ha cerrado con muchos países, especialmente con Asia, unas relaciones bilaterales de gran trascendencia para la economía de la región.

En cuanto a Colombia, habrá un crecimiento de un 3,5% este año y un 3,8% para el 2011. La consultora Celfin espera que haya un fuerte crecimiento en los próximos años. La demanda interna y los acuerdos comerciales que integran al país en mercados internacionales son las principales causas de su crecimiento.

Las previsiones macroeconómicas y el bajo riesgo político hacen que los mercados de los dos países sean muy atractivos para los bancos extranjeros, así como para compañías de otros muchos sectores.

Además, son países con una baja penetración del sector bancario y unos bancos locales muy “conservadores” con numerosas crisis a sus espaldas. Hay, sin embargo, mucha competencia en el sector, y ofrecen muchos productos. Los bancos extranjeros que entren en los mercados de los países tendrán que enfrentarse a este ambiente competitivo entre los bancos locales, que tienen posiciones muy fuertes en el mercado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA