Los bancos centrales vuelven a inyectar dólares

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los principales bancos centrales acordaron hoy una nueva intervención conjunta para inyectar liquidez en el sistema financiero con vistas a facilitar la financiación en dólares de la banca. La Reserva Federal, en coordinación con el resto de grandes bancos centrales, ha reducido el coste de los préstamos de emergencia en dólares a los bancos europeos, en un intento de atajar la crisis de deuda soberana. Los principales bancos centrales acordaron hoy una nueva intervención conjunta para inyectar liquidez en el sistema financiero con vistas a facilitar la financiación en dólares de la banca. La Reserva Federal, en coordinación con el resto de grandes bancos centrales, ha reducido el coste de los préstamos de emergencia en dólares a los bancos europeos, en un intento de atajar la crisis de deuda soberana.

La nueva tasa de interés del índice ‘dollar overnight’ pasa a más 50 puntos básicos, en lugar de los 100 puntos anteriores. Además, el programa se amplía hasta el 1 de febrero de 2013. La Fed se coordinará con el BCE, el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y el Banco Nacional Suizo. Esta medida pretende suavizar las tensiones en los mercados y aumentar la capacidad de los bancos centrales para apoyar el sistema financiero internacional, después de que el coste de financiación en dólares de la banca europea haya ascendido a su mayor registro en tres años por los temores de la posible ruptura de la zona del euro.

Asimismo, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón, el BCE y el Banco Nacional de Suiza continuarán ofreciendo subastas a tres meses hasta nuevo aviso. Estos seis bancos centrales también han acordado la creación de programas temporales de intercambios bilaterales de divisas para suministrar fondos en cualquiera de sus jurisdicciones “mientras las condiciones de los mercados así lo aconsejen”, añadieron las entidades en un comunicado, donde apuntan que estos acuerdos estarán vigentes al menos hasta el 1 de febrero de 2013. Los nuevos precios se aplicarán a las operaciones a partir del 5 de diciembre.

“En estos momentos no existe necesidad, al margen de en dólares, de ofrecer liquidez en monedas distintas a las locales, pero los bancos centrales juzgan prudente hacer los preparativos necesarios para poder proporcionar este respaldo de liquidez tan rapidamente como surja la necesidad”, precisaron los bancos centrales en su comunicado. De este modo, si fuera preciso, los bancos europeos podrán captar liquidez en yenes, libras esterlinas, francos suizos y dólares canadienses.

Estos acuerdos se restablecieron en mayo de 2010 cuando la crisis de la deuda en Europa empeoró. Tres meses antes, la Fed había cerrado todas las líneas de swap abiertas durante la crisis financiera provocada por la crisis de las hipotecas subprime en 2007.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA