Las bolsas latinoamericanas aguantan en medio de una nueva ola mundial de pánico bursátil

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las fuertes caídas de la banca, tanto en Europa como en EEUU, hundieron hoy a los mercados financieros, en una jornada muy parecida a la de la semana pasada, cuando se vivió el peor ‘crash’ bursátil desde la Gran Recesión. A esta hora, las bolsas latinoamericanas aguantan el chaparrón con caídas leves. Algo más elevada es la del índice brasileño, que se deja un 4,18%, a la par del Ibex 35 español, y llegó a hundirse más de un 6%, aunque luego suavizó las caídas hasta el 4,7%, en línea con Europa. Las fuertes caídas de la banca, tanto en Europa como en EEUU, hundieron hoy a los mercados financieros, en una jornada muy parecida a la de la semana pasada, cuando se vivió el peor ‘crash’ bursátil desde la Gran Recesión. A esta hora, las bolsas latinoamericanas aguantan el chaparrón con caídas leves. Algo más elevada es la del índice brasileño, que se deja un 4,18%, a la par del Ibex 35 español, y llegó a hundirse más de un 6%, aunque luego suavizó las caídas hasta el 4,7%, en línea con Europa.

Los mercados de EEUU han abierto con fuertes batacazos, de más del 4% el Dow Jones, o más del 5%, el Nasdaq. Los principales responsables han sido los bancos. Las acciones de Citigroup se depreciaban un 8%, mientras que los títulos de Bank of America caían cerca de un 7%, para recuperarse levemente a esta hora.

Las bolsas latinoamericanas han respondido, en su apertura, de la misma manera. El Bovespa brasileño perdía casi 1.600 puntos en poco menos de una hora arrastrada por los informes sobre la economía mundial que circulaban esta mañana, y que hablan de la debilidad de EEUU y de una posible recesión. El índice de Sao Paulo ha vuelto a caer cerca de 1.000 puntos más de manera brusca, para iniciar después una leve recuperación que sitúa la perdida en el 3,94%.

La misma fortuna corre a esta hora la bolsa de Buenos Aires. El índice Merval se deja un 3,4%, pero va recuperando lo perdido paulatinamente. El parquet mexicano cae también un 1,89%, pero viene recuperándose tras haberse dejado más de un 6% en su apertura. El IPSA chileno, también en recuperación, permanece en el 2% de caída desde hace cerca de una hora.

En Europa la evolución del sector financiero fue similar a la estadounidense. Société Générale, la principal víctima de los ataques especulativos la semana pasada, fue hoy de nuevo el valor más castigado en el Viejo Continente. El valor de sus acciones llegó a hundirse un 12%. Otras entidades tampoco se quedaron muy lejos. Así, ING perdió casi un 10%, Credit Agricole un 8% e Intesa San Paolo casi un 7%.

Las nuevas previsiones económicas conocidas hoy que hablan de una nueva recesión y las cifras macro conocidas en EEUU, con la subida de la inflación y el paro semanal, han caldeado aún más los ánimos de los inversores, que han huido hacia los tradicionales refugios: el oro y la deuda estadounidense. El precio del metal precioso ha superado hoy por primera vez los 1.800 dólares por onza y la rentabilidad de los bonos de referencia estadounidenses han tocado el 2,04%, un mínimo histórico. También el yield del bund alemán ha bajado hasta el 2,11%.

Pero al margen de cuestiones macroeconómicas, lo que también intranquiliza al mercado ha sido la respuesta de los líderes europeos a la crisis de deuda soberana de la zona del euro. Los anuncios realizados el pasado martes por París y Berlín no han convencido porque están exentos de concreción. Además, en la lista de intenciones expresadas por Angela Merkel y Nicolas Sarkozy no figura nada relacionado con un aumento de la regulación en los mercados financieros, algo que propicia las posiciones bajistas y las operaciones especulativas intradiarias. De hecho, los vaivenes en las Bolsas continúan, a pesar de que desde el pasado viernes y hasta hoy los cierres de los principales índices habían sido en positivo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA